PRD: el principio del fin

Hola.

Bueno, pues fui a Morelia a ver qué pasaba con el PRD. Y la verdad es que pasó lo que pensé que iba a pasar. No pasó nada.

Para comenzar, el viernes el Consejo se enfrascó en la discusión del punto 1 de la orden del día, que fue el informe de Jesús Ortega. Y la verdad es que fue una simulación: Jesús Ortega dijo que presentaría su renuncia “por el bien del Partido”. El asunto es que nunca la presentó.

Cuando iba a ser la votación para ratificar a Jesús Ortega (sin renuncia presentada, claro), IDN, encabezada por Dolores Padierna y sus berrinches, decidieron salirse del Consejo y se jalaron a los demás de Izquierda Unida (lo cual, desde mi punto de vista, fue una reverenda pendejada) y dejaron votar solitos a los Chuchos, lo cual, como era de esperarse, votaron por mantener a Ortega al frente del Partido.

Lo peor es que, con ésta actitud, todos los medios mintieron y dijeron que “Jesús Ortega fue ratificado por unanimidad por el Consejo Nacional del PRD”. Mentira. Los Chuchos, solitos, ratificaron a Jesús Ortega como Presidente del PRD.

El día siguiente, sábado 1º de agosto, se discutió la cuestión de la convocatoria para el Congreso Nacional, que se efectuará 2, 3, 4, 5 y 6 de diciembre en la Ciudad de México.

Fue aceptada una propuesta de Raymundo Cárdenas (la cual me hace pensar que estamos en la dirección del Partido-Frente) la cual dice que haya dos congresos paralelos: uno, para que se se anexen “todas las Izquierdas” que no están en el PRD, y que deseen anexarse, haciendo a su vez un debate para aportes ideológicos al Partido, y otro donde se refundaría el PRD, y se haría un “llamamiento” para crear otro Partido diferente, donde el PRD se anexaría.

Aunque no es mala la idea, sí me pregunto si realmente todas las Izquierdas quisieran sumarse a éste partido tomando en cuenta que el PRD a muchos les desagrada, y que no acpetarían sumarse sabiendo que el PRD (y sobre todo, los chuchos) estarán ahí. Vamos a ver ké pasa.

Bueno, regresemos al punto del Congreso. La convocatoria preveía (y, obviamente, fue redactada por los chuchos) que en el Congreso, la modificación a los Principios y el Programa se aprobara con 2/3 de los asistentes al Congreso, mientras que el Estatuto y la Línea Política se votara únicamente con el 50% + 1.

Ésto, obviamente, es una trampa de los chuchos del tamaño del mundo, puesto que los chuchos no cuentan con 2/3 del Congreso aún con todas sus alianzas, mientras que sí cuentan con el 50% + 1. ¿Y en qué sentido va la trampa? Que con ésta votación, del 50% + 1 lograrían hacer la modificación al Estatuto para crear su mamada del Partido-Frente, y de la Línea Política, para legalizar su colaboracionismo con Calderón. Y como me dijo Luis Arias, con mucha razón: el asunto se reduce a Partido con Peje o Partido sin Peje. Así de simple.

Dolores Padierna se opuso a ésto (no podría decir que valientemente, porque no es así) y pidió que la modificación fuera invertida: 2/3 Principios Estatuto y Línea Política, y 50% + 1 Principios y Programa. Se enfrascó tanto la discusión también en éste punto, que los chuchos aceptaron que en un próximo Consejo se definan las reglas para el Congreso.

En éste sentido, es simplemente decidir cuándo les van a aplicar la plancha: si ahorita o en el próximo Consejo. Sin embargo, también da tiempo para procesar un acuerdo. Veremos qué para con ésto.

Aprobaron también que Alfonso Sánchez Anaya, ex-gobernador de Tlaxcala (que fue aquel que quizo imponer a su esposa como gobernadora) va a ser el Coordinador de la Comisión de Reforma del Partido, que será la comisión encargada de discutir y presentar los nuevos documentos básicos que serán discutidos y aprobados en el Congreso. Lo que pasó después no lo puedo comentar, porque nos regresamos de Morelia a Pachuca.

Simplemente, y se los dejo de tarea, alguien (no voy a mencionar la fuente, pero es información de primera mano y 100% fiable) me comentó que Amalia, Leonel y Marcelo ya traen un acuerdo para apoyar a Marcelo Ebrard como candidato al 2012. De ser ésto así, ya le van cerrando la puerta a AMLO para ser el próximo candidato presidencial de la Izquierda. Desafortunadamente, el hecho es que quien sea el Presidente entre Peña Nieto o Marcelo no varía en nada, pues los 2 son salinistas y únicamente perpetuarían el modelo neoliberal y terminarán con lo poco que queda del país. La única persona que puede realizar una transformación total y de fondo en México (les guste a muchos o no, pero así es) es Andrés Manuel López Obrador.

En resúmen: puedo comentar que éste Consejo Nacional es (como diría Gabriel García Márquez) la crónica de una muerte anunciada de un Partido que era la opción más a la Izquierda que existía en éste país, y que le dió la espalda a un movimiento social y político que lo rebazaba en mucho simple y llanamente por ambiciones particulares de poder.

Ojalá y me equivoque. Saludos. Dejen comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *