¡Vamos!

Hola.

Tras una larga (muy larga) Asamblea Informativa, donde los 32 estados del país informaron sobre los avances que ha tenido el Gobierno Legítimo de México, así como la presentación de los tres puntos medulares del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación, presentados por Enrique González Pedrero, Elena Poniatowska y Armando Batra, los tres grandes Universitarios Pumas, Andrés Manuel López Obrador anunció que él y el movimiento en el que estamos inmersos sí participará en la elección presidencial de 2012, lo cual integra al movimiento nuevamente a la lucha electoral y pacífica, y deja de lado cualquier posibilidad de lucha armada, por lo menos de aquí al 2012, por parte del movimiento que encabeza AMLO.

El Nuevo Proyecto Alternativo de Nación, el cual es un primer borrador, y el cual deberá discutirse en los Estados para realizar aportaciones y, finalmente, tener un documento ya concluído en las postrimerías del 2012, retoma ciertas cuestiones del presentado por López Obrador en 2012. Así mismo, queda por hecho que el único proyecto existente en México nacionalista y capaz de sacar al país del gran letargo que padecemos actualmente es el presentado hoy por Andrés Manuel. Ni Peña Nieto sacará del actual atraso que padecemos al país (al contrario, lo profundizará más debido a su complicidad con la oligarquía), ni mucho menos lo hará el PAN (pues ya ha demostrado a quienes sirve tras 10 años de malos gobiernos), ni tampoco lo hará Marcelo Ebrard, un lobo con piel de oveja.

¿Porqué AMLO si y Marcelo no? Porque Marcelo únicamente responde a los intereses de Manuel Camacho Solís, el viejo PRI; porque Marcelo ha llevado una política de derecha en la Ciudad disfrazado de un gobierno de Izquierda; y porque Marcelo Ebrard es un neoliberal al igual que Peña Nieto. Y no lo digo yo. Lo dicen los hechos:

  • Intento de privatización del agua en la Ciudad de México (bajo el argumento de que el Sistema de Aguas ya no tiene la capacidad de abastecer el servicio);
  • Arrendamiento de los trenes de la línea 12 a una empresa española, en vez de realizar la compra directa (aquí, cabe señalar que aunque Bombardier -empresa francesa- daba un menor costo de arrendamiento menor, Marcelo se inclinó por CAF);
  • Concesionamiento del fracasado proyecto del tranvía a una empresa española (Marcelo canceló el proyecto por considerarlo inviable, pero la intención era beneficiar a una empresa con el proyecto);
  • Intención de concluir el segundo piso del Periférico de San Antonio al Toreo, pero bajo el esquema utilizado por Peña Nieto del lado del Estado de México (es decir, con cuota, y concesionado curiosamente a la misma empresa española que construyó el segundo piso del lado del Edomex, del Toreo a Perinorte –OHL Concesiones-), a diferencia del construído por López Obrador de San Antonio a Las Flores, que es gratuito;
  • La construcción de la mal llamada Supervía, a la cual se han opuesto vecinos de las delegaciones afectadas y varios diputados del PRD de la ALDF, la cual fue asignada por vía directa y no por licitación a Controladora Vía Rápida Poetas, en la cual tiene participación (nuevamente) OHL Concesiones, así como las empresas Inmobiliaria Copri y Constructora Atco, filial de Copri; y su más reciente hecho
  • El intento de que ADO (una de las empresas de transporte más nefastas que existe en México por sus prácticas monopólicas en contra de sus pequeños, medianos y grandes competidores) entre a participar en la línea 3 del Metrobus, lo cual le quitaría su esencia a éste sistema de transporte, el cual era conformado por Capital del Gobierno del DF y de las rutas concesionarias de transporte que son removidas de la ruta.

Puede ser que se me hayan ido algunas cosas por olvido, pero el fondo es uno: tener a Peña Nieto por el PRI y a Marcelo por el PRD sería lo mismo: mismos intereses, misma política económica, mismas prácticas. Sería un efecto de gatopardismo: simular que son cosas diferentes, pero ser lo mismo.

Así mismo, el Nuevo Proyecto Alternativo de Nación cuenta con un gran aporte: una nueva visión humanista, una nueva visión que cambie no sólo la política económica, sino también la mentalidad de la gente, donde

a partir de la reserva moral y cultural que existe en las familias y en las comunidades del México profundo y apoyados en la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo, debemos emprender la tarea de exaltar y promover valores en lo individual y lo colectivo. Es urgente revertir el desequilibrio que existe entre el individualismo dominante y los valores orientados a hacer el bien en pos de los demás.

El propósito es contribuir en la formación de mujeres y hombres buenos y felices, bajo la premisa de que ser bueno es el único modo de ser dichoso.

Insistir en que la felicidad no se logra acumulando riquezas, títulos o fama, sino estando bien con nuestra conciencia, con nosotros mismos y con el prójimo.

La descomposición social y los males que nos aquejan no sólo deben atenderse con desarrollo y bienestar, y mucho menos aplicando medidas coercitivas, sino fortaleciendo la idea de hacer el bien sin distinción de razas o clases sociales.

Para fomentar estos valores se debe echar mano de todos los medios posibles. Introducir en la enseñanza la educación moral, propagar virtudes y destacar ejemplos positivos en los medios de comunicación. Fortalecer los valores comunitarios y la solidaridad que hay, por tradición, en la familia mexicana.

No olvidemos que se trata de la principal institución de seguridad social del país. En consecuencia, debe evitarse la desintegración familiar, el maltrato entre sus miembros y promover la comunicación, la libertad y el respeto a la diversidad. Alentar la amistad fraterna entre padres e hijos. Tener presente que el niño reconoce a la madre por la sonrisa, y besos recogerá quien siembra besos.

La única y real opción para que éste país cambie y se realicen las grandes transformaciones que requiere México es Andrés Manuel López Obrador. Lo demás es la misma burra, pero revolcada. Por ese motivo, desde hoy comenzaremos a trabajar para conseguir que ese gran proyecto que representa AMLO, que es cambiar el orden social establecido, por medio de una revolución pacífica de las conciencias, se concrete en 2012. Lucharemos por el modelo de país al que aspiramos millones de hombres y mujeres a lo largo y ancho de México. Finalmente, la idea es rescatar a México como se pueda, con lo que se pueda, y hasta donde se pueda.

Saludos. Dejen comentarios.

Comments

comments

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…