Mensaje de Año Nuevo 2011

Hola. Cada año envío un mensaje de Año Nuevo. Éste año no será la excepción.

Es fin de año, y es un buen momento para el análisis y la reflexión. Hubiera querido que éste mensaje hubiera sido en mejores condiciones en lo personal para mí. Este año 2010 ha sido de altibajos. No pude terminar la escuela éste año debido a diversos problemas que se presentaron en el año, y tendré que terminarla hasta el siguiente semestre. Tuve una gran pérdida éste año, el cual me significó alejarme de una de las personas que más significado tenía para mí en mi vida, que fue mi compañera durante 4 largos años, y bache del cual apenas estoy consiguiendo reponerme. Cuando se muere una persona, la extrañas, pero de una u otra forma sabes que ya no está físicamente, y por tanto no puedes hacer nada para remediarlo. Sin embargo, cuando la persona está viva, pero ya no está contigo, es terrible, porque aunque sabes que está allí, ya no está allí. Es complicado, pero simple a la vez.

Por ésto mismo, no estoy bien. El golpe anímico que significaron ambas cosas y casi al mismo tiempo ha sido muy duro. He conocido otra faceta de mí que no conocía. Ha sido una caída un tanto escabrosa, y me ha costado mucho trabajo levantarme. Napoleón Bonaparte decía que su grandeza no se debía a que nunca se había caído, sino a que siempre se había levantado. En ése proceso ando, aunque cuando uno se pone un buen chingadazo, siempre tarda uno en levantarse debido al dolor que se siente.

No todo ha sido negativo. Éste año pude (por fin y después de muchos años) ir a un concierto de Paul McCartney. Finalmente, puedo morir feliz. Me tocó ver y conocer a personas cuya calidez humana me reconfronta cada vez que estoy con ellos. Visité y recuperé viejos amigos, y nos hemos enfocado a ser mejores personas, aunque a veces las circunstancias no lo permiten.

Quiero agradecer, como desde hace algún tiempo, a la gente que me ha venido empujando desde hace poco más de 4 años, que han visto cómo nos ha costado trabajo sacar adelante la cuestión de la escuela, y algunos de los cuales ya no están en mi vida, pero fueron importantes, otros que siguen aquí, y otros más que nos han ayudado de diferentes formas. Hay veces que me doblo, pero no me rompo. Continuamos, tal vez no con la misma energía de antes, pues 4 años ya es un desgaste grande, pero continuamos con el mismo objetivo y la misma convicción. No quisiera mencionar a alguien en particular, porque luego se olvidan nombres, y se sienten y se ponen nenas. Pero nuevamente, a todos gracias.

En éste 2010, estuvimos inmersos en una campaña electoral de grandes alcances. Fuimos cuestionados en gran medida por nuestro apoyo a una alianza que, si bien es cierto que es totalmente irracional, también es cierto que en Hidalgo era necesaria. Nos costó mucho sacarla. Nos costó mucho también defenderla, pues duros y serios cuestionamientos hubo de todos lados, e incluso nos costó cuestiones personales con más de uno. Fuimos acompañando a Xóchitl Gálvez en su aventura política en contra del PRI, aunque también en contra de las fuerzas que tienen secuestrado al PRD en el estado, y que lo han convertido en una marioneta de Gobierno del Estado y, por ende, del PRI-Gobierno.

Sin embargo, el objetivo no se cumplió, debido a circunstancias que ya he comentado antes. Conocí a personas que, aún siendo panistas, valen la pena, aunque a veces su visión torcida y retrógrada de las cosas los hace totalmente intratables. Ésto, cabe señalar, sólo es en algunos, porque hay otros que aunque mantienen su convicción, son más abiertos a escuchar otras propuestas, como las que enarbolamos nosotros.

Pero también, por otra parte y sin quererlo, al apoyar una alianza como la que apoyamos, también debilitamos mucho al Partido como opción de Izquierda, y lo hicimos (y repito, involuntariamente) satélite del PAN, gracias a los acuerdos que Jesús Ortega mantiene con el espurio y con la gente de la derecha. En éste sentido, trabajaremos el próximo año para recuperar el PRD en Hidalgo y a nivel nacional, y convertirlo nuevamente en la opción de Izquierda que requiere éste país, sin dejar de lado el compromiso que asumimos y que tenemos con el movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

En éste 2010, he visto con gran tristeza y pesar cómo se ha ido descomponiendo el país y mi partido. El país, debido a una estúpida e inútil guerra que ya ha dejado más de 30,000 muertos, y que no parece terminar, debido a la ineptitud del que usurpó la Presidencia, y que se dice “Presidente de México”. Mi Partido, por la actitud entreguista y rapaz de Jesús Ortega, quien le ha entregado el PRD a la derecha, y quien ahora ha caído en la corrupción del poder.

En Hidalgo, asumirá el año siguiente uno de los peores gobernadores de los que el Estado tendrá memoria. En el Estado de México, se prepara el campo para que Peña Nieto llegue, agarrado de la mano de Televisa, a la Silla Presidencial en 2012.

Estamos preparando una organización juvenil que se enfrente a todo ésto. Sin embargo, nos enfrentaremos con todo el aparato gubernamental priísta, y nos enfrentaremos a compra de consciencias, traiciones y bandazos. Sin embargo, tenemos toda la energía para enfrentar ésto.

Sin embargo, a veces da coraje. No es posible que el país se esté cayendo a pedazos, y la gente no reaccione. No es posible que la gente siga creyendo que lo que dicen en el Canal de las Estrellas es la verdad absoluta. No es posible que se siga pensando que la misma fórmula dará resultados distintos. No es posible que la gente no viva consciente de la opresión que sufre sin que se dé cuenta. Estamos trabajando para cambiar ésto., pero a veces parece imposible.

Me gustaría dar un mensaje más optimista, pero no puedo. Mi partido, mi estado, el país y el mundo es una mierda, y aunque uno tiene toda la intención de transformarlo, a veces se pierde todo el sentido debido a la indeferencia y conformidad de la gente. Piensan que lo poco que tienen o saben es lo único que hay en la vida, y que no existe el porqué arriesgarse. Tenemos que cambiar el estado de cosas, hoy, aquí y ahora, porque ya casi no queda mañana. Hemos sido privados de muchas cosas. Tal vez no te quitan la casa o tus cosas, pero te quitan algo más valioso que eso: tu libertad, aunque en apariencia somos libres.

Tenemos mucho por hacer y por andar en el 2011. Como diría AMLO, parafraseando a Juárez: “Tenemos que rescatar a México como se pueda, con lo que se pueda, y hasta donde se pueda”. Les deseo a todos un Feliz Año 2011 (en la medida de lo posible), y que todos sus propósitos se cumplan.

De todo corazón,

Héctor G. Legorreta

Comments

comments

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…