La importancia de debatir

Hola.

Desde tiempos inmemoriables, el hombre ha buscado explicaciones a todo lo que le rodea. Esa, de hecho, es una de las principales razones de la existencia de Dios: la explicación de lo inexplicable por medio de lo inexistente.

Así, la fuente del conocimiento, de las explicaciones, del concepto de las cosas, del lenguaje, y cualquier forma de comunicación proviene exactamente del primer momento en que el hombre comenzó a cuestionarse, junto con otros, acerca del origen y funcionamiento de todo cuanto estuvo a su alcance (e, incluso, también de todo lo que no está a su alcance, como las regiones inaccesibles, el mundo submarino, o el cosmos).

Así, la necesidad de llegar a una explicación universal de las cosas, de cómo conducir los destinos de los hombres, o bien de las formas de organización política y social emanaron del acuerdo entre los hombres. Jean Jacobo Rousseau, en plena ilustración, escribió un libro titulado “El Contrato Social”, donde expone cómo, con base en acuerdos no escritos, pero que forman parte de un conjunto de reglas sociales, es como la sociedad puede coexistir dentro de la heterogeneidad que la caracteriza.

Sin embargo, en pleno Siglo XXI, existen inercias desde quienes aspiran a malgobernar nuevamente éste país, que quieren que la sociedad mexicana retroceda más allá del propio Artiphitecus, es decir, al inicio de la evolución, donde el mono que todavía no es hombre se pelea salvajemente y a muerte por la comida y por ser el macho alfa.

La negativa del Partido Revolucionario Institucional a debatir, en primer lugar por su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, pasando por Joaquín Codwell, y en el caso hidalguense por medio de su presidente estatal, Ricardo Crespo, más allá de demostrar una estrategia electoral en la cual no quieren que su candidato sea tocado ni por el pétalo de una rosa, demuestran la sinrazón y la negativa al diálogo que tanto los caracterizó durante su periodo presidencial, que duró más de 70 años. Así, demuestran a rajatabla cómo es que quieren volver a malgobernar éste país, y dejan entrever un resquicio de lo que nos espera.

Las declaraciones Ricardo Crespo son lamentables por cualquier matiz que se le quiera dar. No tiene razón ni lógica de ser el decir que los debates no son importantes, más cuando nos ufanamos de vivir en una “sociedad democrática”, y donde ellos mismos se ufanan de ser el “nuevo PRI”, desde luego con las mismas prácticas, usos y costumbres de siempre.

Esperamos, en ese entendido, que el dirigente del Frente Juvenil Revolucionario, Antonio Lechuga, esté en distinta sintonía que el Presidente de su Partido, y acepte el debate que le hemos propuesto. También esperamos que Jorge Lugo, dirigente de Acción Juvenil, esté en la misma disposición de diálogo que siempre pregonan, y que tengamos un debate a la altura de lo que los jóvenes hidalguenses merecen, pues contratar a los jóvenes de matraqueros no lo es.

Saludos. Dejen comentarios.

Comments

comments

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…