Crónica de un fraude

Hola.

Éste texto es un relato de lo que he viví durante la campaña, día con día, comunidad tras comunidad, y también lo que me ha tocado ver, sentir, escuchar y reflexionar durante el conflicto post-electoral que está por llegar a su fin.

Estuvimos en campaña exactamente 90 días, 3 meses. Y recorrimos muchas comunidades, barrios y colonias. Realizamos brigadeo en tianguis, lecherías, escuelas, lugares concurridos, y demás centros donde se aglomera la población. Hicimos perifoneo por distintas calles de Pachuca y Mineral de la Reforma, y repartimos volantes y Regeneración por cuantos lugares pudimos.

Frente a la inmovilidad de PRD, PT, Movimiento Ciudadano y MORENA, MorenaJE Hidalgo sacó la cara y la casta. Al lado de muchos jóvenes que se sumaron a lo largo de la campaña hicimos la mejor campaña de Izquierda que Pachuca tenga memoria en mucho tiempo. Logramos mover las fibras y el tejido social, y lo volcamos de apoyo en favor de Andrés Manuel y su Proyecto Alternativo.

La respuesta fue más que positiva. Mucho más favorable que en 2006. La propaganda nos era solicitada a montones. Nos pedían microperforados para 2 o 3 automóviles una sóla persona. Los taxistas mostraban su rebeldía colocando microperforados o calcomanías. Otros no podían colocarlo porque “el patrón es priísta”, pero nos pedían para sus casas. Transporte colectivo (microbuses y peseros) retaron a la Secretaría de Transporte y a los concesionarios colocando propaganda de López Obrador. Repartimos la cifra histórica de 1,500 o 2,000 Regeneraciones en una sóla colonia, en un tiempo promedio de hora y media.

Panistas y priístas nos manifiestan que van a sufragar en favor de Andrés Manuel. Un panista de la Colonia Aquiles Serdán nos pide le coloquemos un microperforado de Andrés Manuel en su automóvil tapizado de calcomanías de Josefina, Ludlow, Xóchitl y Baños, y nos dice que los azules darán el voto útil en favor de AMLO. Un priísta de toda la vida del Barrio El Arbolito, con una familia de 30 integrantes, nos dice que él y toda su familia siempre han votado por el PRI, pero que en ésta ocasión lo harán por López Obrador porque ya están hartos de la situación actual. Los comerciantes de los tianguis nos dicen que deben traer la propaganda del PRI “para evitar problemas con el líder”, pero que votarán por AMLO. Lo mismo con los maestros

En fin, en las calles se vive todo un ambiente festivo, en el cual la gente quiere que ya termine ésta pesadilla, y que está dispuesta a votar por la Izquierda, teniendo la esperanza de que las cosas tomen un rumbo nuevo con López Obrador en la Presidencia de la República.

Las redes sociales es otro parteaguas. Twitter y Facebook están volcadas en apoyo a Andrés Manuel. Pese a que los bots de Peña Nieto colocan Trendings Topics en menos de 5 minutos, los twitteros reales dan la vuelta en media hora, y siempre colocan otro TT en favor de López Obrador, bajando al TT pro-Peña. En Facebook, burrada tras burrada de EPN y Josefina es satirizada con cientos de imágenes que cuestionan su capacidad para gobernar éste país.

Los tres debates presidenciales han sido ganados, sin duda, por López Obrador. El movimiento #YoSoy132 se ha encargado de restarle muchos puntos en preferencias electorales al candidato priísta, que hoy sufre en las encuestas reales y no cuchareadas para subir nuevamente al primer lugar. Sus tropiezos ya lo hacían antes de aparecer el #132, pero su caída ha sido mayor a partir de la aparición de dicho movimiento.

Las encuestadoras y las televisoras, en su desesperación, tratan de mantener una mentira que es cada vez más difícil sostenerla. Voces le piden a Josefina que decline por AMLO. Peña quiere que la campaña termine, porque la desesperación está al por mayor. Comienza entonces la compra del voto: Monex, Soriana, despensas, dinero en efectivo, borregos, gallinas, patos, cerdos, y cuanto pueden dar para comprar el voto. 5 millones de votos, aproximadamente.

Llega el día de la elección, y la gente “opta” por el masoquismo colectivo. “Opta”, si se le puede llamar así a realizar un sufragio sin consciencia. Y comienza a develarse la verdad. Encuestadoras que trabajaron propagandísticamente en favor de Peña Nieto. Los números lo demuestran: diferencia de 7 puntos vs 20 que indicaban dichas encuestas. Hubo, sin duda, fraude electoral.

Aquí cabe hacer un paréntesis para indicar algo: el fraude electoral no tiene que ver únicamente con la manipulación de las cifras en una elección. Éste se puede hacer de muchas formas: comprando el voto, condicionando el voto, coaccionando el voto, obligando el voto. Por cierto, cabe señalar que el PRI hizo todas las modalidades de fraude juntas. No hubo ni una sóla que le faltara.

En el distrito de Pachuca, la diferencia entre Peña y Andrés Manuel (según la página del PREP del IFE) fue de 23 votos a favor de EPN.  Tres semanas más tarde, descubriríamos que en realidad fue de 435 votos a favor de López Obrador. Pachuca lo gana Andrés Manuel por 758 votos. Mineral de la Reforma lo pierde por 366 votos. Con todo y el gobernador Paco Olvera en campaña, la compra del voto, las despensas, las tarjetas de Soriana, el dinero en efectivo, las tamalizas, las casas amiga, con todo el dinero que le metió el PRI en el distrito, no les alcanzó para ganarnos.

Sin embargo, con el resultado que vemos en pantalla (de -23 votos) nos hace solicitar el conteo voto por voto. Decisión equivocada. El conteo voto por voto sólo ayuda a limpiar el cochinero que hizo el PRI (paquetes violados en más del 30% de las casillas, boletas insertadas posterior a la elección y sufragadas en favor del PRI), ocasionando que en una futura impugnación el TRIFE lo deseche por haberse cumplido el procedimiento de ley, y legitimando una ventaja priísta inexistente de 18 votos a favor de su candidato, con la complicidad del Consejo General del IFE, cuyos consejeros anulan más de 50 votos válidos reservados que claramente estaban marcados en favor de AMLO.

También, se descubrió que la ley está hecha para dejar pasar cualquier cosa que salgan en los conteos, pues son cómputos distritales, no revisión de la elección. Parece lo mismo, pero no. Lo explicaré. En un cómputo distrital, uno acude al IFE para leer actas, abrir uno que otro paquete (con excepción de distritos como el nuestro, donde se abrieron todos debido a que la diferencia entre el 1º y 2º lugar fue de menos de 1%), contar lo votos adentro, si hubo errores hacer un nuevo acta, cerrar el paquete, y es todo. Haya las irregularidades que haya, en los cómputos distritales sólo se computa, y nada más. Y lo peor es que si después se va al TRIFE, el Tribunal excusa que ya se abrieron los paquetes, y que no se encontraron irregularidades. Tendría que reformarse la ley para que haya, en éstos ejercicios, una revisión de la elección, y que cualquier irregularidad encontrada sea sancionable.

Así, después del cómputo distrital, el movimiento #YoSoy132 opta por convocar a varias marchas, una tras otra, y desgasta a la gente muy rápido. Nosotros decidimos continuar en la línea marcada por Andrés Manuel. Así, del 1º de julio a la fecha, convocamos a una marcha (previo al conteo), un plantón frente al IFE de 3 días, 1 manifestación (contra el ACTA), y la jornada del Plan Nacional de Defensa de la Democracia y la Dignidad de México.

Así, tras varias semanas de recopilar pruebas, datos, información, y de intentar generar una consciencia, nos quedan escasas dos semanas para el veredicto del TRIFE. Se han aportado muchas pruebas. Sin embargo, las últimas resoluciones que ha habido, en cuanto al spot Miles de Pruebas, donde sancionó a la coalición Movimiento Progresista con más de un millón de pesos, debido a que “denigraba” la imagen del PRI y de su candidato, por asegurar que hubo lavado de dinero en la campaña de Peña (cosa que días después se confirmó al ser capturado Rafael Celaya, operador político de EPN en Sonora junto al primo de “El Chapo” Guzmán), así como la resolución donde se aseguró que Televisa no ayudó a promocionar la imagen de Peña Nieto (y que el consejero Alfredo Figueroa declaró que si existían pruebas suficientes para determinar el apoyo de Televisa al candidato priísta), nos dejan pensar que la elección ya está comprada, y que Enrique Peña Nieto, así llueva, truene, o relampagueé, estará tomando protesta el 1º de diciembre.

Todavía queda un poco de esperanza en que las instituciones actúen conforme a derecho, e invaliden la elección presidencial. Sin embargo, el panorama es sombrío. Esperemos pues, la resolución del Tribunal, que tiene en sus manos el destino de México y de varias generaciones en sus manos. Ojalá la corrupción y la ambición de unos cuantos no nos arrojen al despeñadero que, dicho sea de paso, ya nos encontramos en la orilla, y tambaleándonos.

Saludos. Dejen comentarios.

Comments

comments

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…