Los retos de MORENA

Hola.

Después de la realización de 300 Congresos Distritales, 32 Congresos Estatales (con las particularidades de cada uno, habiendo algunos que salieron bien, mal y regular) y 1 Congreso Nacional, MORENA finalmente cuenta con una estructura sólida en todas las regiones del país, y se perfila como aquella Izquierda no simuladora que se convertirá, en muy poco tiempo, en la primer fuerza de oposición a nivel nacional.

En Hidalgo no nos quedamos atrás. Con ciertos incidentes en 1 ó 2  distritos que la Comisión Estatal de Honestidad y Justicia tendrá que revisar, en general los Congresos Distritales y el Congreso Estatal salieron bien. Nuestro panorama es bastante optimista con respecto a lo que está por venir. No es gratuito: el papel que desempeñaron algunos representantes distritales, así como la labor que hicimos en Morena-JE a ras de tierra y en medios de comunicación nos dio la oportunidad de presentarnos ante la opinión como una oposición real y viable, lejana de los personajes siniestros y repudiados que llegaron desde hace poco más de 10 años al PRD. Así como a nivel nacional, MORENA tiene muchas expectativas en el Estado para convertirnos en la primer fuerza de oposición en Hidalgo, y disputarle al PRI y al tú por tú todo lo que venga por delante.

Sin embargo, las tareas son muchas. Muchas de ellas son de organización, otras de concientización, y otras más de imagen ante la opinión pública. Las primeras de ellas son fundamentales: tenemos que organizar tantos comités como secciones electorales haya en el Estado, y tantos comités municipales como municipios haya en Hidalgo. Ésto, en un corto periodo de 9 meses.

Posteriormente, en las tareas de conscientización entrará el encargo que me fue conferido: desde la Secretaría de Formación Política, formaremos y educaremos a nuestros militantes desde nociones básicas de Geografía e Historia, hasta el análisis crítico de nuestra realidad, de tal forma que éstos mismos militantes puedan, posteriormente, darle a la gente los elementos y las herramientas necesarias para descubrir su realidad, y el papel que ha jugado para continuar este modelo de opresión. Dar, por supuesto, alternativas con las cuales la militancia y la sociedad en general tengan presente que otro mundo es posible, siempre y cuando cambien nuestras condiciones actuales de vida.

Finalmente, la tercer tarea es la más difícil. Tenemos que hacer frente a toda una campaña mediática que se ha venido dando en los medios de comunicación en los últimos días, con respecto a la conformación de MORENA como partido político, y su papel dentro de la democracia mexicana. Entre las mentiras propagadas por la mediocracia nacional podemos mencionar la falsedad en cuanto a que MORENA es un partido familiar de López Obrador. Bien hubiera podido ser Secretario de Organización Andrés Manuel López Beltrán (hijo de AMLO, a quien un Consejero Nacional postuló, pero que no hizo su propia postulación), siendo que después declinó en favor del compañero Tomás Pliego.

Otra mentira ha sido el hecho de que hubo personas que salieron molestas por no haber sido electas, o que hubo división en MORENA a partir de que pasó el Congreso Nacional. El ejemplo más preciso al respecto es el rumor sobre Octavio Romero, de quien se dijo salió echando chispas del Congreso Nacional por no haber sido electo como Presidente de MORENA. A Octavio Romero se le postuló a cuatro distintos cargos al interior de MORENA (Presidente, Secretario General, Secretario de Organización y Secretario de Finanzas), y en las 4 ocasiones declinó a voluntad, y casi al instante de haber sido postulado por otros Consejeros Nacionales.

Una situación más con la que tendrá que lidiar MORENA en los medios de comunicación es la propaganda sobre el porqué ya no debe haber más partidos políticos. Más allá de que el descrédito de los partidos políticos ha sido propagado por los grandes medios de comunicación y las grandes cadenas televisivas -por su voracidad de ser ellos lo que gobiernen, teniendo como fin último la desaparición total del Estado-, lo cierto es que el que MORENA no se convierta en partido político responde a que en la farsa democrática que actualmente vivimos, los partidos políticos existentes (y casi todos los que quieren crearse, se denominen “izquierda” o derecha) no tienen como finalidad el cambiar el status quo vigente, mientras que MORENA si tiene como finalidad el cambio de ese status quo al proponer un cambio en el modelo económico, y declararse una Izquierda Anti-Capitalista.

Así, las metas que MORENA se ha propuesto cumplir la han convertido en el talón de Aquiles del régimen actual de corrupción y prvilegios. MORENA se ha independizado de esa Izquierda simuladora y servil en que se ha convertido el PRD, y tiene por delante el reto de emancipar las grandes luchas que ha llevado el Pueblo de México a lo largo de su Historia, así como solidarizarse con las luchas actuales y vigentes, sin montarse en ellas.

MORENA debe convertirse en una herramienta del Pueblo y para el Pueblo. Sólo así, MORENA se convertirá en la oposición que tanto anhela México, y en una alternativa real ante lo similares que resultan el resto de las fuerzas políticas dominantes.

Saludos. Dejen comentarios.

Comments

comments

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…