Mitos y mentiras de la explosión en Tultepec

Hola.

He leído muchas suposiciones, mitos, mentiras y hasta tonterías, algunas de forma irresponsable, respecto a lo que pasó hoy en Tultepec.

Conozco muy de cerca el asunto de la pirotecnia, pues 2 o 3 años tuve un microchangarro de cohetes cuando apenas había cumplido la mayoría de edad. Y precisamente, iba a abastecerme (en los días buenos, hasta 2 o 3 veces en un mismo día) al mercado de San Pablito, comunidad de Teyahualco, municipio de Tultepec, El cual me quedaba a media hora de mi casa en transporte público.

Entonces, no existían las unidades habitacionales que están alrededor del tianguis actualmente, sino que aquellos eran ejidos llenos de maíz. Yo llegaba (y salía) por la carretera Tultitlán-Prados (Teyahualco se encontraba a la mitad del recorrido) y, tras bajarme de la combi, atravesaba las vías que vienen de Tultitlán y que llegan a Pachuca.
Después, atravesaba las milpas para llegar a la zona del tianguis, el cual estaba rodeado de advertencias de no fumar, no tirar colillas, y no encender fósforos ni encendedores.

En San Pablito se comercializaban (y se seguirá comercializando) toda clase de cohetes, desde un cohete blanco, una inofensiva bruja, o un cerillito, hasta toritos y material para castillo. Yo compraba en el local #40, con un par de viejitos que tenían un hijo, que al paso de los años terminó asumiendo el negocio familiar.

Lo importante aquí es lo que comentaré a continuación: he leído en redes sociales una cantidad de comentarios que, sin conocer el lugar y el oficio, opinan sin tener conocimiento de causa.

    1. Se dice que el negocio de la pirotecnia es clandestino. Falso. La pirotecnia en México está completamente regulada. La Secretaría de la Defensa expide los permisos para la producción, almacenamiento y venta de cohetes a la gente que se dedica al negocio. No sólo eso: la SEDENA también distribuye la pólvora para la producción de cohetes, y esta regula y determina la cantidad de toneladas anuales que cada productor puede adquirir.
      1. La irresponsabilidad de las autoridades ocasionó el desastre en San Pablito. Falso también. El mercado de San Pablito cuenta con inspecciones periódicas por parte de la SEDENA, Protección Civil, la Secretaría de Gobierno y la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, y el Ayuntamiento de Tultepec, además de que, normalmente, siempre hay al menos una ambulancia y, a veces, un carro de bomberos.

    Adicionalmente, todos y cada uno de los puestos cuentan con extintores, y hay barriles de arena y agua comunes para cualquier contingencia.

      El negocio de la pirotecnia es inseguro. Falso también. A pesar de que existe una gran cantidad de riesgo en el manejo de la pirotecnia, esta es segura y estable. La pólvora no reacciona fácilmente ante el movimiento, por ejemplo. Incluso, si la pólvora se moja, se vuelve inservible. Solo es posible que la pólvora reaccione debido a una fuente de calor, o bien que mientras esta se esté manipulando con otras sustancias durante el proceso de elaboración de los cohetes, reaccione de forma imprevista por alguna mezcla indebida (como cualquier sustancia química).
      1. Deberían prohibir la pirotecnia en el país. Pienso que no, a pesar de que he aprendido que hay animales, como los perros, que se ponen nerviosos ante las explosiones de los cohetes. Porque finalmente, Tultepec es solo uno de muchos municipios donde la pirotecnia genera muchas fuentes de empleo, y si de pronto dejara de existir producción nacional de cohetes, es seguro que la pirotecnia china (que esa si, es más insegura e inestable) llenaría el hueco en el mercado nacional.

    Además, mucha gente perdió gran parte de su patrimonio con esta explosión, pues es la temporada alta para la industria, y muchos de ellos tenían todo su capital invertido en estos puestos que, ahora, son cenizas.

¿Qué podemos deducir entonces del incidente en Tultepec ayer? Que fue un muy terrible y lamentable accidente, o una imprudencia de algún visitante que violó alguna de las reglas del lugar: no fumar, no tirar colillas de cigarro, o no encender cerillos o encendedores.

Finalizo con un dato: la pirotecnia ha ocasionado menos muertes (mucho menos muertes) de forma anual que el narcotráfico, la inmigración ilegal, los accidentes de tránsito o el neoliberalismo, y es una industria que genera muchos empleos y dinero, pues Tultepec no solo abastece mucho del mercado nacional de pirotecnia, sino que además exporta sus productos a muchas partes del mundo.

La solución no es acabar con la pirotecnia, sino mejorar las condiciones de trabajo y de seguridad de los trabajadores que se dedican a esta industria, pues la misma pólvora que puede ser utilizada para conmemorar alguna fiesta, puede ser utilizada dentro de una bala para asesinar. La sustancia es la misma, pero en un caso da alegría, y en otro sufrimiento y muerte. De todos depende el uso que se le dé.

Envío mis condolencias fraternales a los familiares de aquellos que perdieron la vida en este lamentable accidente.

Saludos. Dejen comentarios.

Comments

comments

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…