#PrayForIxmiquilpan

Para el valiente y siempre combativo Pueblo de Ixmiquilpan.

Cada vez que la derecha venezolana realiza sus acciones “de protesta” en contra del gobierno de Nicolás Maduro, y antes de Hugo Chávez, se victimiza con hashtags que se hacen virales gracias al apoyo económico de USA como #PrayForVenezuela o #SOSVenezuela.

Incluso, medios de comunicación “respetables” como CNN (que únicamente le hace el juego a la derecha ultraconservadora estadounidense) e incluso medios mexicanos como Televisa o Azteca difunden y masifican estas acciones. En estas ocasiones, actores de la derecha mexicana y, en general la latinoamericana, le hacen el juego a estas acciones que no tienen otra causa que derrocar al gobierno bolivariano para que la oligarquía de dicho país vuelva a controlar el destino de aquella nación.

Sin embargo, cuando en México suceden acciones de represión donde incluso hay muertos debido a la acción de las fuerzas policíacas como sucedió en Ayotzinapa en 2014, en Nochixtlán en 2016, o recientemente en Ixmiquilpan en los días pasados, la derecha mexicana brilla por su ausencia, y la victimización que se hace respecto a las acciones de un país como Venezuela, se ignoran en México. En estos lamentables acontecimientos, jamás vimos como Trending Topic hashtags como #PrayForAyotzinapa, #PrayForNochixtlan, #PrayForIxmiquilpan, o #SOSMexico.

La situación en Ixmiquilpan es grave. Debido a las acciones de protesta por parte de la población en general contra el gasolinazo, pobladores de diversas comunidades del municipio tomaron la carretera México-Laredo a la altura de la comunidad de Dios Padre desde el 3 de enero. El día de ayer, 5 de enero, llegó la Policía Estatal y Federal queriendo levantar el bloqueo violentamente (como lo hicieron en San Juan Solís, San Agustín Tlaxiaca) y en otras partes del Estado.

Llegó la Policía Federal y hubo diálogo. Llegaron al acuerdo de replegarse ambos contingentes. Sin embargo, tras dos horas de espera (y seguramente, tras una orden) la Policía Federal y Estatal empezó la provocación aventando piedras y palos contra los pobladores. Seguidamente, los habitantes del municipio respondieron la agresión, y entonces se desató la represión.

Sin embargo, las fuerzas policiales no calcularon bien la fuerza del contingente de Ixmiquilpan contra ellos, y tras un zafarrancho que se extendió por más de una hora, se replegaron y se retiraron del lugar.

Lo grave de esta situación es que la Policía Federal disparó con armas de fuego contra los pobladores desarmados e indefensos, dejando un saldo de 2 muertos, y hasta donde se sabe, 25 heridos. Es decir, la policía se replegó, y no pudo levantar el bloqueo de la carretera.

Sin embargo, esto no se queda aquí. Va más allá, y está relacionado con la línea editorial oficialista de los grandes conglomerados mediáticos, y la manipulación gubernamental de la información. El día de ayer, durante el noticiero nocturno de Imagen Televisión, Ciro Gómez Leyva mencionó (y solo fue eso: una mención) que la agresión había sido primero de los pobladores a los policías (falso), que los policías respondieron a la agresión (nuevamente falso) y que habían logrado liberar la carretera del bloqueo (falso otra vez). Y algo parecido pasó en Milenio TV.

A su vez, en medios como Televisa o Azteca no ha merecido mención alguna. Tal vez porque en Ixmiquilpan no ha habido saqueos, y solamente están cubriendo los lugares y hechos donde ha habido este tipo de disturbios. Pero las manifestaciones legítimas no están siendo cubiertas o, bien, se está tergiversando la información respecto a ellas.
Al momento que escribo este artículo de opinión, la carretera sigue tomada. La población de Ixmiquilpan, indignada, organizada y esperando el regreso de las fuerzas policíacas, y la policía concentrada en Progreso de Obregón, esperando la orden para desplazarse e intentar desalojar, por segunda vez, al contingente.

El Presidente Peña Nieto y el Gobernador Omar Fayad deben cesar la represión de inmediato. Más muertos no le conviene a nadir. Deben ser conscientes de que la población no salió a protestar porque hayan hecho bien las cosas. Fayad votó la Reforma Hacendaria y Energética, y Peña la promulgó y liberó el precio de las gasolinas. Las protestas son solo una reacción a sus acciones.

La Historia se escribe todos los días, e Ixmiquilpan está escribiendo una muy importante en estos días. El de la resistencia legítima y combativa contras las acciones impopulares e ineficientes del Gobierno. El de un Pueblo que no se somete, sino que está dispuesto a luchar por sus derechos. El de un municipio que ha antepuesto la dignidad y los principios a ser esclavos en su propia tierra.

Estemos al pendiente de los hechos en Ixmquilpan, y aprendamos de su ejemplo. Y ¿porqué no? Pidamos #PrayForIxmiquilpan, porque Ixmiquilpan prendió la llama de la esperanza en el país.

Comentarios

comentarios

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *