Palabras pronunciadas durante el Congreso Estatal de MORENA en Hidalgo

  • Palabras de Héctor G. Legorreta, candidato a Presidente de MORENA en el Estado de Hidalgo, durante la exposición de motivos para asumir el cargo ante los integrantes del Congreso Estatal de MORENA en Hidalgo.

Amigas y amigos:

Mi nombre es Héctor Legorreta. Tengo 32 años. Soy sociólogo egresado de la UNAM. Soy de Izquierda, y he militado en ella durante 15 años. Fui Coordinador Estatal de MORENA Jóvenes y Estudiantes (MorenaJE) durante la pasada campaña electoral. He luchado toda mi vida: fui representante del Consejo General de Huelga (CGH) durante la huelga de la UNAM, en 1999-2000, luchando contra la privatización de la UNAM y por una educación pública, libre, laica, gratuita y de calidad. Participé en la Caravana Zapatista de 2001, desde Pachuca hasta la Ciudad de México, y durante la sesión solemne en la que el EZLN visitó la Cámara de Diputados.

He luchado hombro con hombro, con Andrés Manuel, desde el desafuero, en 2005. Participé en la organización de los dos actos de precampaña de Andrés Manuel en Pachuca (Salón Macros’s y Plaza Juárez), en 2005. Posteriormente, en Marzo de 2006 asumí la Coordinación Estatal de la Red Nacional de Jóvenes con AMLO, donde consolidamos 10 coordinaciones municipales: Pachuca, Mineral de la Reforma, Tulancingo, Tenango de Doria, San Bartolo Tutotepec, Actopan, Tepatepec, Tula de Allende, Ixmiquilpan, y Tepeapulco, de las cuales 6 de ellas estatales. Posterior al fraude electoral de 2006, participamos en la Marcha de la Victoria (de Pachuca al Zócalo de la Ciudad de México), siendo uno de las 5 únicas personas que la hicimos completa.

Participamos en las Asambleas Informativas de AMLO (8, 16 y 30 de Junio de 2006), estuvimos 39 de los 48 días que duró el Campamento de la Resistencia Civil Pacífica en el Zócalo de la Ciudad de México, siendo (por tal motivo) considerado miembro fundador honorario de la Convención Nacional Democrática donde participamos, al igual que en la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como Presidente Legítimo.

Colaboramos en la credencialización del Gobierno Legítimo con compañeros de Tula, Ixmiquilpan, Actopan, Calnali, Yahualica, Atlapexco, Pachuca, Mineral de la Reforma, y otros municipios del Estado. Participamos en el Movimiento en Defensa del Petróleo en 2008, y nos solidarizamos con los compañeros del SME cuando Calderón extinguió Luz y Fuerza del Centro, asistiendo a diferentes marchas, así como realizando (al lado de otros compañeros) el cierre de la Carretera Federal Ixmiquilpan, en el entronque a Zimapán.

Hemos participado en los Desfiles Independientes del Día del Trabajo de 2010 a la fecha, y siendo firmantes año con año del manifiesto ahí expuesto.

A partir del 20 de Noviembre de 2011, fui Coordinador Estatal de MorenaJE en Hidalgo, desde donde nos involucramos con el sector joven. Instalamos coordinaciones municipales en Tulancingo, Actopan, Tepatepec, Progreso de Obregón, Tetepango, Tula de Allende, Ixmiquilpan y Tizayuca, se instaló un comité metropolitano en Pachuca / Mineral de la Reforma, y se mantuvieron enlaces con compañeros en Santiago Tulantepec, Tepeji del Río, Cardonal, Chilcuautla, Alfajayucan, Tasquillo, Tlahuelilpan, Tlahuiltepa y Mixquiahuala.

Al quedar desocupada la Coordinación Distrital de MORENA en Pachuca, asumimos la tarea de promover el voto a favor de Andrés Manuel en el distrito. Con una campaña a ras de tierra y en contacto con la gente, con todo y la compra del voto del PRI, y con el Gobernador haciendo campaña, logramos (oficialmente) quedarnos 18 votos abajo del PRI, aunque los números extraoficiales indican que ganamos por más de 400 votos, convirtiéndonos en la principal fuerza opositora en la Capital del Estado.

Cabe agregar además que, muchas veces, hemos continuado en la lucha sin cargos y sin recursos, y sin embargo nos hemos entregado con la misma energía que hemos hecho las cosas aún con cargo. Así, en la actual coyuntura, en la que MORENA se encuentra buscando construir algo nuevo, distinto y ciudadano, consideramos que nuestro gran historial de lucha, pese a la corta edad política que tengo, nos permite asegurar que tenemos la capacidad necesaria para conducir a MORENA a buen puerto, generando el verdadero partido de Izquierda que Hidalgo y el país necesita.

Nosotros ofrecemos convertir a MORENA en la principal fuerza opositora en Hidalgo, sin contubernios ni negociaciones en lo oscurito con Gobierno del Estado. Sin convertirnos en apéndices de otras fuerzas políticas, ni tampoco ser rehenes de un grupo, mafia, secta o asociación.

Ofrecemos tener un partido serio, digno, autónomo, independiente, con posturas críticas pero constructivas. En contacto permanente con la gente buscando a la gente donde está, que es donde vive, y no sentados cómodamente en una oficina esperando a que toquen la puerta. Ofrecemos transparencia y rendición de cuentas periódicas.

Ofrecemos construir un Partido-Movimiento. Combinar la formación política con el movimiento social. Aglutinar a las diferentes causas y empujar para la resolución de sus problemas. Proponemos un acercamiento directo con sindicatos, organizaciones políticas y sociales en diferentes ámbitos de acción, generando una dinámica entre la sociedad y nosotros. Ofrecemos construir una fuerza política real, que sea una herramienta del Pueblo y para el Pueblo.

Así, tenemos también que asumir que no somos la única Izquierda en México. Debemos construir un Partido que genere un gran pacto político, que agrupe a todas las fuerzas de Izquierda en todos los sectores: político, económico, social, cultural e histórico. Para esto, tendremos que convencer generando una propuesta atractiva para los diferentes sectores de la sociedad: mujeres, jóvenes, diversidad sexual, campesinos, indígenas, migrantes, personas de la tercera edad, personas con capacidades diferentes, sindicalistas, obreros, oficinistas, ambientalistas, altermundistas, socialistas, comunistas, y demás vertientes y matices que existen en ella.

Debemos tener en cuenta una premisa fundamental: no se puede entender hoy día la Izquierda sin lucha social. Para esto es preciso involucrarnos con aquellos movimientos sociales a los que se ha abandonado, olvidado e, incluso, traicionado. Y únicamente lo haremos evitando que el partido se burocratice, se oligarquice y se sectarice.

Nuestro compromiso será, al igual que lo ha sido siempre, impulsar el Proyecto Alternativo de Nación, e impulsar el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador.

Consideramos que el tiempo que hemos participado en la lucha lo hemos hecho dignamente, siendo congruentes y responsables en la conducción del movimiento. Jamás nos doblegamos a los intereses fácticos, jamás pactamos o negociamos en lo oscurito con Gobierno del Estado, o con alguna otra entidad gubernamental. Todo el esfuerzo realizado los últimos 7 años se hizo con mucho ahínco y perseverancia. Con ideales de justicia y libertad. Con el único fin de crear algo distinto, una herramienta para la sociedad dispuesta a jugársela por ella. A reivindicar los ideales de Hidalgo, Morelos, Guerrero, Lerdo de Tejada, Villa, Zapata, Lázaro Cárdenas, Valentín Campa, Demetrio Vallejo, Lucio Cabañas, Genaro Vázquez, Rubén Jaramillo, Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, y de tantos hombres y mujeres que han peleado en nuestro país porque se mejoren las condiciones de vida en beneficio del Pueblo. Porque realmente queremos y seguiremos luchando hasta transformar a México y de limpiar la vida pública de éste país.

Ésta es mi lucha y convicción personal, y es lo que ofrezco para MORENA, que deberá ser la herramienta para transformar a México como se pueda, con lo que se pueda, y hasta donde se pueda.

Muchas gracias.

La oligarquía quiere mantener un modelo económico que no funciona

  • Palabras de Héctor G. Legorreta, Coordinador Estatal de Morena-JE Hidalgo, durante el Desfile Independiente del Día del Trabajo, conmemorado en la Ciudad de Pachuca de Soto, Hidalgo.

Amigas y amigos:

Una vez más, conmemoramos el Día Internacional del Trabajo, que no es otra cosa que recordar a aquellos grandes obreros luchadores que en 1886, tras una huelga en la que participaron al menos 200,000 trabajadores, que fueron reprimidos por tan sólo exigir una jornada laboral de 8 horas. A su vez, la facción del Movimiento Revolucionario encabezada por Francisco J. Mújica, logró colocar los derechos de los trabajadores en el artículo 123 del texto constitucional aprobado en Querétaro en 1917, un hecho sin precedentes en la época.

Desde entonces, los intentos por acotar los derechos laborales que descansan en el artículo 123 y en la Ley Federal del Trabajo han ido creciendo. La “Nueva Ley Laboral” (que de nueva no tiene nada) pretende que los trabajadores de México cambiemos nuestro rol, de asalariados a esclavos. Esto, cabe señalarlo, es debido al modelo económico neoliberal, que ha sido impuesto a los mexicanos los últimos 30 años por parte de la oligarquía que nos gobierna y que ha demostrado en Europa que no funciona, sin que les importe la descomposición social que permea a nuestra sociedad, así como en el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres.

Pero la profundización de las políticas neoliberales no sólo afecta a lo laboral. El campo no puede más. La tendencia a la privatización silenciosa de la educación es cada vez más latente. Están terminando por vender y saquear lo último que nos queda.

A casi tres años de la extinción ilegal de Luz y Fuerza del Centro por parte de Calderón, ahora Luis Videgaray, coordinador de campaña de Peña Nieto, declaró en los días pasados en el periódico estadounidense The Wall Street Journal que la primer acción de gobierno de Peña Nieto, en caso de que el PRI retorne al poder, será la apertura de PEMEX al sector privado, es decir, privatización. En éste sentido, decimos con mucha firmeza: la Patria ni el Petróleo se venden, la Patria y el Petróleo se defienden.

Por si no fuera suficiente, en los días pasados se dejó entrever cómo el régimen autoritario y represor priísta se asoma a la puerta. La brutal represión en contra de los estudiantes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y de la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) por parte del gobierno de Fausto Vallejo no debe quedar impune. Se debe castigar a los responsables. Dicho sea de paso, enviamos nuestra solidaridad a los compañeros reprimidos en Michoacán.

No podemos ni debemos permitir que la cada vez mayor profundización de las políticas anti laborales y entreguistas, causa del modelo económico neoliberal, así como el retorno del régimen autoritario priísta, terminen por esclavizarnos en nuestra propia tierra.

Hoy, y con más intensidad que nunca, estamos ante la disyuntiva de tener más de lo mismo, o realizar la transformación de México, y generar el cambio verdadero.

Muchas gracias.

La Mafia que se adueñó del Zócalo, el Grito, los Símbolos Patrios, el Bicentenario fallido… y el 2010

Ponencia presentada durante las Jornadas Sociológicas organizadas por alumnos y académicos del Programa de Sociología de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Miércoles 10 de Noviembre de 2010, en el Aula 901 de la FES Acatlán, Naucalpan, Estado de México.

Y cuando desperté, la mafia seguía ahí (en Palacio Nacional)

Estuve preparando durante mucho tiempo éste texto. Originalmente, iba a titularle “¡Pinche Bicentenario!”, pero iba a haber más de uno que se iba a ofender. Por eso opté por ponerle un título moderado, sin dejar de pensar que éste Bicentenario es pinche.

¿Y porqué pinche Bicentenario? Porque no existe absolutamente nada qué celebrar. Muertos, desapariciones, decapitados, violencia, balaceras, inseguridad, un cúmulo de cosas que a mí, en lo particular, me entristecen. Sin embargo, ha sido montada toda una campaña mercadológica para distraer esto. Y en esa campaña mercadológica, se ha mercantilizado a la Patria. Ya no se conmemora la búsqueda de un ideal, ya no se reflexiona sobre el papel que México ha tenido en los últimos dos siglos hacia dentro y hacia afuera.

El mercado ahora domina nuestros festejos: el partido del Bicentenario, la Miss Universo del Bicentenario, la telenovela del Bicentenario, el Shalalalala de la canción horrenda del Bicentenario, la ridiculización de los Héroes de la Patria en una película tipo Disney del Bicentenario, la parafernalia tipo show del Bicentenario, suvenires, tonos de celular, y un sinfín de cosas más que podría enumerar, y que no terminaría. Ahora, la Patria es un producto sujeto a la Ley de la Oferta y la Demanda: todo mundo puede comprar y vender algo de Patria, cuando ésta es intangible, intransferible, inmutable…

Y también muestra, por otra parte, la ineficacia del gobierno espurio: no hubo ni un sólo monumento, uno sólo, terminado. Y lo que se hizo es como para dar pena. Porfirio Díaz, con todo lo que le podemos condenar, achacar y juzgar, pero tuvo dos monumentos magistrales el día del Centenario: el Ángel de la Independencia, y el Reloj Monumental de Pachuca. Pero un siglo después, nada que demuestre la grandeza de nuestro pueblo, y nada terminado de lo mediocremente hecho: el Viaducto Bicentenario todavía tiene grúas encima, la línea 12 del Metro (la línea del Bicentenario) sin concluir, la torre del Bicentenario sin concluir… Todo ha sido un reverendo fracaso.

Estamos ante los festejos de un Bicentenario fallido del estado espurio fallido mexicano. Sin embargo, existe una gran carga de hipocresía con respecto a ésta conmemoración, pues por una parte se festeja con cuestiones superfluas y superficiales, y por la otra se continúa entregando el país a la gente de la oligarquía y a las naciones extranjeras.
Y curiosa y contradictoriamente, existe una oscura tendencia a entregar el país, precisamente, a aquellos de quienes nos “independizamos” el 27 de septiembre de 1821: los españoles (o bueno, por lo menos eso dice el Acta de Independencia). En éste sentido, actualmente se está dando una reconquista matizada y amañada (aquí, cabe destacar que no ha sido el único intento registrado en la Historia de nuestro país).

A partir del 13 de agosto de 1521, fecha en que cae la Ciudad de Méxihco-Tenochtitlan, es precisamente el comienzo de una larga maldición sobre los mexicanos. Primero, soportando 300 años de dominación y sometimiento español, el cual no sólo le limitó a lo político, administrativo y territorial, sino que además tomó matices culturales como la imposición de una religión extraña y ajena, el intento de desaparecer la mexicaneidad y todas las cuestiones que conlleva: culinaria, tradiciones, fiestas, etc. Sublevaciones hubo muchas y muy diversas. Indígenas asesinados, también. Más del 90% de la población originaria fue exterminada por los españoles.

Sin embargo, encontraron una forma que fue muy efectiva para dominar a los pobladores mexicanos: mimetizaron una diosa indígena (la diosa Tonantzin) con una virgen católica, y crearon el mito de la Virgen de Guadalupe. Sin embargo, éste mismo símbolo fue utilizado por Miguel Hidalgo contra sus creadores, los españoles, para aglutinar a la gente en torno a su causa, la lucha de Independencia, la cual fue cruenta. Y realmente adopta el matiz independentista hasta el movimiento de Morelos, con su declaración en los Sentimientos de la Nación. Y más allá de las luchas que se dieron, aquí es donde realmente comienzan las dos visiones de Nación que subsisten hasta la actualidad: la independencia en todos los sentidos, y la sumisión en todos los sentidos. A éso se reducen ésas dos visiones.

Guerrero e Iturbide, efectivamente pactaron para que el Virrey firmara el acta de independencia, pero en la realidad el Virrey, su séquito y su corte mantuvieron sus mismos privilegios, y fueron quienes impulsaron a Agustín de Iturbide como I Emperador de México, brincándose el acuerdo de que el Congreso discutiera, en primera instancia, si seríamos una república o una monarquía, y en segunda instancia, si fuera república, centralista o federalista.

Obviamente, los insurgentes (con quienes Guerrero simpatizaba) querían una república, mientras que los realistas querían una monarquía. Los Insurgentes, al final, ganaron el debate.

Sin embargo, el grupo realista, que después se unirían al Partido Conservador, siempre fueron y han sido entreguistas. Piensan que los mexicanos somos imbéciles, y por tanto hay que traer recetas del extranjero. Éstos son los tatarabuelos de los panistas, que siguen con su misma doctrina.

Los Conservadores fueron quienes propusieron que tantas veces regresara al poder Antonio López de Santa Anna; fueron quienes combatieron junto a la Iglesia Católica contra la Ley Lerdo en la Guerra de Reforma; fueron quienes trajeron a Maximiliano de Habsburgo, y balcanizaron al país; fueron quienes se aliaron a Porfirio Díaz y mantuvieron éste país en la opresión, el hambre y la miseria, mientras unos cuantos se beneficiaban de sus políticas (las empresas extranjeras de petróleo, minas y trenes, los hacendados-latifundistas, etc.); fueron quienes se levantaron en el Bajío en contra de los Revolucionarios; fueron quienes participaron en la Decena Trágica en contra de Madero (el bisabuelo de Santiago Creel ahi andaba); fueron quienes no querían que se aprobaran las grandes reformas sociales plasmadas en la Constitución del 17; fueron quienes se levantaron en contra del Gobierno Revolucionario y se aliaron (otra vez) a la Iglesia en la Guerra Cristera; fueron quienes se opusieron a las reformas cardenistas y quienes fundaron el Partido Acción Nacional (PAN); fueron quienes aplaudieron las políticas entreguistas de Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán Valdéz; y fueron quienes se hicieron tecnócratas, y siendo gobierno con el PRI-AN, vendieron las empresas del Estado y los recursos naturales beneficiando, principalmente, a un sector que a la postre se ha convertido en una oligarquía nacional y a las empresas trasnacionales, principalmente estadounidenses, canadienses y españolas.

España no es para nada lo maravilloso que dicen, y al contrario, es de lo más nocivo para México tanto como lo es Estados Unidos. Los españoles, muy socialistas hacia dentro, y muy imperialistas hacia afuera. Nuestra gran complicación con Estados Unidos es que lo tenemos de vecino. Sin embargo, la influencia nefasta es igual de uno u otro.

La reconquista, en particular española, no podría ser posible si no fuera por la complacencia del Estado Mexicano. La concesión que Vicente Fox le dió a los españoles (en particular, a Repsol) para explotar y extraer el gas natural de la Cuenca de Burgos, que representan 50,000 kilómetros cuadrados, en los Estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, sin que eso beneficie en nada al país.

O también la concesión del Tren Suburbano, en el Área Metropolitana de la Ciudad de México, a la empresa española CAF (Construcciones y Auxiliares de Ferrocarriles) por un periodo de 30 años, entregando lo que eso implica: vías, la estación histórica del ferrocarril de Buenavista, cuando pudo haberse creado una empresa del Estado que administrara dicho ferrocarril, y con un costo en el pasaje subsidiado (14 pesos por un viaje es una mentada de madre). Y decidieron dársela, pese a las constantes quejas en España sobre el desempeño de ésta empresa, sin contar los choques y descarrilamientos que ha tenido ésta empresa en su país nativo. Incluso, pese a haber tenido un choque ya en México, el Gobierno Federal y el Gobierno del Estado de México le concesionó, nuevamente, el Sistema 2 (que irá de Martín Carrera a Jardines de Morelos) y el 3 (que irá de La Paz a Chalco), sin modificar el tiempode la concesión: 30 años.

En éste entregar recursos se ha entregado las vías de comunicación. Basta mencionar el trato preferencial que ha tenido el gobierno espurio de Calderón y el Gobierno del Estado de México encabezado por Enrique Peña Nieto hacia la empresa OHL, empresa española que actualmente tiene concesionados el Circuiro Mexiquense (que rodea gran parte del Estado de México), el Viaducto Bicentenario (2º Piso de Periférico del lado del Estado de México, Toreo a Perinorte), o las consesiones que racientemente acaba de adjudicar Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, a la misma empresa (una por la vía de la licitación, y la otra por adjudicación directa) para la construcción del 2º Piso del Periférico del lado del Distrito Federal (San Antonio-Toreo) y de la mal llamada Supervía Sur-Poniente (en Magdalena Contreras), ambas vías que serán de cuota durante 30 años.

Así mismo, encontramos empresas españolas que participan en la generación de electricidad que luego le venden a CFE, lo cual, además, representa un acto de inconstitucionalidad. Y qué decir de las empresas trasnacionales norteamericanas que nos invaden como plaga. O de las canadienses que tienen en su mano la minería. O los coreanos y japoneses, que son casi dueños de Tepito.

Todos éstos elementos no hacen más que hacer ver lo evidente: que el Bicentenario y sus festejos es una simulación, una farsa. Lo peor es que existe gente que se lo cree.

Así mismo, existe otra cara de la moneda, ya que no puede ser ocultado lo evidente. Existe un poder detrás del trono, y se asomó por fin. Y se asomó cínicamente para no ocultarse más. El 15 de septiembre hizo su aparición Carlos Salinas de Gortari como invitado de honor en Palacio Nacional, en el marco de los festejos del Bicentenario que, por cierto, fue secuestrado y privatizado por esa oligarquía que aspiran a perpetuar su poder para siempre.

Fue algo lamentable y estúpido. Se gastó mucho (en forma suntuosa y ostentosa) en un espectáculo que no le gustó a nadie. Según los reportes que oportunamente daban desde el Zócalo a través de Twitter, la gente estaba muy enojada y/o decepcionada por la mala calidad del espectáculo ofrecido en el Zócalo.

Trifulcas dentro y fuera del Zócalo (algunos que querían entrar y se enfrentaron con los granaderos, otros a los que mezclaron con los reporteros, y se pelearon con ellos), un abucheo generalizado al Shalalalala de Aleks Syntek, la negativa a participar en la coreografía México Unido, y el repudio a los artistas que ahí se encontraban, fue parte de lo ocultado por las cámaras de televisión, pero parte de los hechos que las redes sociales, una vez más, dejaron al descubierto.

Pero el descontento no sólo fue enfocado hacia el espectáculo. Calderón fue abucheado, y coreado al grito de “¡Culero!” en la pantalla del Ángel de la Independencia (el único reporte con el que cuento, por cierto), y también en el Grito de Dolores Hidalgo. Cuando Calderón terminó su grito, el público comenzó a exclamar “¡Muera el mal gobierno!”, al estilo de Miguel Hidalgo en 1810.

Éste mal gobierno, que utilizó un espectáculo horrendo para mantener estupidizada a la gente, y que según mi propia conjetura, mientras la gente estaba entretenida viendo en el Zócalo y en las pantallas de televisión un espectáculo que costó miles de dólares, y que no estuvo a la altura de las espectativas, dentro de Palacio Nacional la mafia discutía y acordaba el traspaso del poder en 2012, en una reunión entre Fox, Calderón y Salinas (vuelvo a repetir: es mi propia conjetura. No implica que haya sucedido tal acontecimiento).

Vivimos una era lamentable. Salinas ha vuelto, y regresó para no irse más. Calderón demostró el 15 de septiembre que sólo es un empleado de él, y de los intereses que lo rodean. Tenemos una muy difícil tarea rumbo a 2012. Si Peña Nieto es electo Presidente, nunca más tendremos libertad en México. Votar por el PRI, o por el PAN, da lo mismo. Son sólo dos caras de la misma moneda. No podemos permitir que la oligarquía consolide su poder. Es ahora o nunca. Demos el cambio en 2012, o nos condenamos para siempre.

De acuerdo a la concepción de Federico Reyes Heroles padre, quien sostenía que “no puede existir independencia política sin independencia económica”, estamos muy lejos de poder celebrar un Bicentenario de la Independencia puesto que, ahora más que nunca, estamos sometidos a los intereses extranjeros. Tal vez ya sin ejércitos extranjeros; tal vez sin un funcionario público visible extranjero, como era el virrey; pero seguimos sujetos a las decisiones del extranjero y, lo más importante, sigue existiendo la misma opresión y pobreza que existían hace 200 años. O quizá no. Ahora hay más, porque tenemos a 80 millones de pobres en México, que representan cerca del 80% de la población.

Es tiempo de reflexionar y actuar. No podemos seguir así siempre. Dicen que no hay mal que dure 100 años, pero nosotros ya llevamos 500 años así.

Y me voy citando a mi teórico favorito, el brillante Karl Marx, quien decía que “aquel que no conoce la Historia, está condenado a repetirla”. No nos equivoquemos una vez más, y generemos el cambio para la Nación que nos merecemos.

Globalización, Neoliberalismo y Resistencia en América Latina

Ponencia presentada durante el Congreso Nacional de Investigación Social organizado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en la mesa “Globalización y Desarrollo Local”, el Jueves 26 de Noviembre de 2009, en el Auditorio “Jesús Murillo Karam” del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHU) de la UAEH, Pachuca de Soto, Hidalgo.

La Globalización (que busca imponer el neoliberalismo en el mundo), se ha topado con un grupo numeroso de ciudadanos y organizaciones políticas y no gubernamentales que se oponen de forma directa, sistemática y frontal en todas las latitudes del planeta, a éste sistema que ha acrecentado la brecha entre ricos y pobres, y ha saqueado y devastado a naciones enteras en todo el planeta en su interés voraz por acumular capital a costa de lo que sea. En éste sentido, la oposición a éstas inercias ejercidas desde los grandes centros económicos de poder –acrecentada tras la Crisis Económica Mundial de 2008- ha encumbrado gobiernos opuestos a éstos intereses comerciales (generalmente con una orientación política de Izquierda), ha generado disputas entre proyectos antagónicos de nación e, incluso, ha producido la modificación de tales políticas en diferentes gobiernos debido a la resistencia popular ejercida por ciudadanos libres en las calles de sus respectivas capitales.

El presente texto busca analizar –desde el ámbito sociológico- algunos casos de éstas resistencias que se han dado en América Latina, ya sea desde las calles o –donde las condiciones lo han permitido- del gobierno central de los países. En éste sentido, y para conceptualizar, debemos esclarecer las ideas claves en nuestro ensayo: Globalización y Neoliberalismo.

Según el Diccionario de la Lengua Española, Globalización es la tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales[1]. Para la enciclopedia Encarta, Globalización es un

…concepto que pretende describir la realidad inmediata como una sociedad planetaria, más allá de fronteras, barreras arancelarias, diferencias étnicas, credos religiosos, ideologías políticas y condiciones socio-económicas o culturales. Surge como consecuencia de la internacionalización cada vez más acentuada de los procesos económicos, los conflictos sociales y los fenómenos político-culturales[2].”

ésta última definición sobre la globalización puede sonar un tanto sesgada y excluyente de muchos de los fenómenos que conlleva éste proceso que ha marcado el rumbo en las últimas décadas del siglo XX y la presente del siglo XXI que, por cierto, está a punto de concluir. Para Joseph Stiglitz[3],

…para ellos [los partidarios], la globalización (cuando está típicamente asociada a la aceptación del capitalismo triunfante de estilo norteamericano) es el progreso; los países en desarrollo la deben aceptar si quieren crecer y luchar eficazmente contra la pobreza. Sin embargo, para muchos en el mundo subdesarrollado la globalización no ha cumplido con sus promesas de beneficio económico[4].”

El proceso globalizador no le era ajeno a Marx, pues preveía (aunque no con la claridad suficiente que se podía tener a mediados del siglo XIX, donde el capitalismo estaba en su fase de consolidación en gran parte del mundo) la tendencia del capitalismo hacia los grandes mercados mundiales y a privatizar los bienes nacionales de los países en beneficio de las minorías económicas, como ha sido la política de las grandes empresas transnacionales dictadas a los gobiernos de los países subdesarrollados principalmente en América Latina por medio de organismos financieros como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional:

Mediante la explotación del mercado mundial, la burguesía dio un carácter cosmopolita a la producción y al consumo de todos los países. Con gran sentimiento de los reaccionarios, ha quitado a la industria su base nacional. Las antiguas industrias nacionales han sido destruidas y están destruyéndose continuamente. […] En lugar del antiguo aislamiento de las regiones y naciones que se bastaban a sí mismas, se establece un intercambio universal, una interdependencia universal de las naciones[5]”.

Marx prevé la mundialización de los mercados y la interdependencia económica entre los diferentes países, aunque no de la forma ni con el grado de desarrollo en la que se da hoy, donde la economía mundial, gracias al uso de la tecnología y de diversas técnicas de información, puede generar millones de transacciones en regiones completamente alejadas o aisladas con un solo clic. Así mismo, Marx vislumbra la adopción mundial no voluntaria del capitalismo en todas las regiones del planeta, pues éste obliga a todas las naciones, si no quieren sucumbir, a adoptar el modo burgués de producción[6], el cual es impuesto a los países con mayor resistencia por medio de invasiones, medidas económicas que ahogan al país y prácticas de corrupción de las grandes multinacionales para que los gobiernos les den todas las facilidades fiscales, políticas, laborales, legales y materiales para establecerse en un país a un extremadamente muy bajo costo dejando de lado las consecuencias ambientales, de miseria y salud que puedan generarse a corto, mediano o largo plazo.

Así mismo, la ampliación de la brecha entre ricos y pobres es responsabilidad de la burguesía para Marx, pues ha aglomerado la población, centralizado los medios de producción y centrado la propiedad en manos de unos pocos[7]. Y aquí podríamos mencionar como ejemplo México, que en un país con más de 60% de pobres, el 6% de la riqueza está concentrada en manos de un solo empresario que, a su vez, es el segundo hombre más rico del mundo, lo cual evidencia la desigualdad social existente, apoyado en un estado además despótico que privilegia el Estado de Derecho sobre el Estado Social[8]. Por esto mismo, asevera Marx, toda lucha de clases es una lucha política[9], en el sentido de que los intereses de clase defendidos por los gobernantes (o la clase opresora) tendrán que ver necesariamente con el estrato social del cual surgieron dichos políticos.

En oposición, los globalifóbicos puros [término que apareció por primera vez, en septiembre de 1997, en un boletín de la Brooking Institution, de Washington, justo en medio de las críticas a la campaña de Bill Clinton por la aprobación del área de Libre Comercio de las Américas (ALCA)]

…culpan al comercio por el estancamiento de los salarios desde los setenta, y en mucho por la expansión de la desigualdad que se beneficia de los estadounidenses que ganan menos. Progresivamente, estos estadunidenses de bajos ingresos se encuentran a sí mismo en competencia con trabajadores de países en desarrollo que ganan una fracción de lo que ellos ganan. Esta es la base de la advertencia de Ross Perot contra el TLC: mexicanos mal pagados tomando los trabajos de los estadunidenses, sea por mayores exportaciones o por el desplazamiento de las firmas americanas a México[10].”

Otra forma de globalifobia, según Robert Z. Lawrence,

…es más ligera sólo porque defiende el libre comercio en principio, objeta los acuerdos comerciales con países que se ven muy diferentes de los nuestros en dos grandes aspectos: no protegen a los trabajadores ni al medio ambiente como nosotros[11].”

Sin embargo, aquí cabe señalar que ésta definición ha sido utilizada para torcer los objetivos de la resistencia que se presenta a la globalización en México, América Latina y el mundo. No es simple y llanamente una oposición porque sí a la globalización, sino es una oposición a la forma en la cual se ha llevado éste proceso globalizador. En otras palabras: la globalización económica está acabando con culturas, Historia, costumbres, tradiciones, cosmovisiones a lo largo y ancho del mundo, y en éste sentido no puede haber una globalización con una cultura que busca dominar a todos y acabar con las demás. Incluso, me atrevería a decir que la globalización económica ha fracasado, puesto que la desigualdad en la cual han sido insertos los países ha empobrecido más a los pobres y ha enriquecido más a los ricos. Es decir, no ha habido tal globalización: únicamente se ha matizado el dominio colonial imperialista de las naciones europeas y de USA sobre todos los demás. Lo actual no es globalización: es dominio y conquista.

Por otra parte, el Neoliberalismo es una teoría política que tiende a reducir al mínimo la intervención del Estado[12]. Los neoliberales creen que las naciones pueden cooperar, porque hacerlo es positivo para la consecución de sus intereses y objetivos[13].

En este sentido, menciona Stiglitz,

…la austeridad fiscal, la privatización y la liberalización de los mercados fueron los tres pilares aconsejados por el Consenso de Washington durante los años ochenta y noventa. Las políticas del consenso de Washington fueron diseñadas para responder a problemas muy reales en América Latina, y tenían mucho sentido. […] El problema radicó en que muchas de esas políticas se transformaron en fines en sí mismas, más que en medios para un crecimiento equitativo y sostenible. Así, las políticas fueron llevadas demasiado lejos y demasiado rápido, y excluyeron otras políticas que eran necesarias[14].”

Andrés Manuel López Obrador afirma que

…es falso plantear que el Estado debe diluirse en beneficio del mercado, entre otras cosas, porque el mercado tiene un papel distinto al del Estado. El mercado se hizo para intercambiar mercancías en función de la ley de la oferta y la demanda; en cambio, una de las obligaciones del Estado es establecer equilibrios entre los pocos que tienen mucho y los muchos que tienen poco[15].”

En este sentido, el proyecto de nación plantado por Andrés Manuel López Obrador sugiere que debe existir una correlación de fuerzas entre las fuerzas productivas y el Estado, siendo éste último fortalecido para hacer frente al proceso globalizador.

Al respecto, López Obrador menciona que

Es obvio que la lógica de la economía global hoy tiende a desplazar a la lógica de la economía y las políticas nacionales. Las nuevas tecnologías y los nuevos modos de producción globalizan tendencias al desempleo y acentúan las desigualdades. Todo se inclina a favorecer a los grandes actores económicos transnacionales y a debilitar a los medianos y pequeños actores internos. El libre flujo de capitales, productos, ganancias, información y servicios erosiona las soberanías nacionales. Las instancias supranacionales, las corporaciones y el mercado financiero global ejercen fuertes presiones sobre los gobiernos[16].”

Sin embargo, los países desarrollados han logrado sortear estos problemas y han fortalecido al Estado como institución garante, ya sea devorando economías y colonizando mediante el control de los recursos disponibles en los países subdesarrollados, o también puede explicarse

…en los estilos distintos de inserción en la globalidad. En otros países este proceso obedeció a un diseño propio, a partir de sus realidades, con gradualismo y aprovechando los márgenes de negociación para proteger sus intereses estratégicos. En México, por el contrario, los tecnócratas se adhirieron a la globalidad sin ninguna reserva o condición[17].”

Pablo González Casanova menciona que

América Latina es una de las regiones periféricas y dependientes del Capitalismo como sistema mundial, donde más clara y acusadamente se da el desarrollo desigual y combinado en cuanto a las fuerzas productivas y a las relaciones de producción, con desarrollos tecnológicos y empresariales diversos. Ahí se combinan las formas de explotación del trabajo forzado (esclavo o servil, abierto y encubierto) con formas de explotación salarial, semicapitalistas y capitalistas[18].”

éste problema ha generado una serie de resistencias a lo largo de América Latina para contrarrestar la presión ejercida desde USA por parte de sus empresas transnacionales a través de sus dos instituciones garantes: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Cabe señalar que estas condiciones han modificado su comportamiento a partir del Crack del 2008 –lo cual no quiere decir que hayan desaparecido: únicamente ha cambiado su modus operandi-.

La fórmula más fácil para encontrar qué fue lo que pasó al respecto, es la fórmula que nos da Marx:

D-M-D’, donde D’=D+?D, esto es, igual a la suma de dinero adelantada inicialmente más un incremento. A dicho incremento, o al excedente por encima del valor originario, lo denomino yo plusvalor (surplus value)[19].”

En el siglo XIX, esto se traducía en un incremento directo en la acumulación directa de capital, es decir, en la riqueza. Esto era palpable y tangible. Sin embargo, tras la “invención” del modelo neoliberal (que no es otra cosa más que un resurgimiento del liberalismo del Siglo XVII, pero mucho más agresivo), ese excedente por encima del valor originario fue realizado de forma virtual, ficticia, intangible, manejado en la bolsa de valores de forma totalmente irresponsable y falaz.

Estos ambiciosos irresponsables pensaron que la burbuja financiera que crearon en sus mentes e imaginación no tendría fin, que podrían generar más y más riqueza ficticia basándose en el lucro del crédito y la usura. Creyeron que su acumulación de riqueza sería inacabable y, por otra parte, que podrían conservarla siempre en pocas manos.

Sustentaron sus premisas falaces en el crédito ilimitado y la especulación constante: gastaron más de la riqueza generada y, por otra parte, detuvieron la creación de riqueza tangible por riqueza imaginaria. Ese fue su gran error.

Esto, sin duda, creó un océano de disparidades entre los dos extremos: proletarios y burgueses, ciudad y campo, pobres y ricos. éstas medidas irresponsables, apoyadas por la mayoría de los gobiernos del planeta (salvo casos excepcionales) y respaldadas por las grandes instituciones financieras mundiales, como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Grupo de los 7, la OCDE, y diversos organismos internacionales, ayudaron a menguar la clase media, que en muchos países ha casi desaparecido; ayudaron a concentrar la riqueza en muy pocas manos (en el caso de México, por ejemplo, 30 familias concentran en 90% de la riqueza nacional, y el hombre más rico del país, Carlos Slim, genera entre el 6 y 7% anual del PIB); y generaron un gran número de pobres, los cuales, en el mejor de los casos, han tenido que emigrar a los grandes países industrializados en busca de mejores condiciones de vida (las cuales no se cumplen), y en el peor de los casos recurren a las conductas antisociales, como los robos, asaltos, secuestros o narcotráfico, para poder sobrevivir en éste mundo económicamente adverso.

Sin embargo, el crack de 2008 cerró incluso la posibilidad de la migración, por lo cual se ha ido registrando un incremento notable en la inseguridad pública y en la penetración del narcotráfico en las distintas sociedades e, incluso, instituciones gubernamentales.

La industrialización también se ha visto menguada tanto en países desarrollados como “emergentes”. La quiebra de grandes corporaciones como Chrysler o General Motors, ha ocasionado un decrecimiento tanto en las economías nacionales industrializadas como en las del tercer mundo. En las primeras, debido a las políticas económicas que incitan al consumo constante, y en las segundas, debido al desempleo que se crea con éstas circunstancias, pues las principales armadoras de éstas empresas se encuentran precisamente donde la mano de obra es sumamente barata, y donde se tienen paraísos fiscales, y esto es (en la mayor parte de los casos) en los países subdesarrollados.

Aunque no lo han querido admitir, ésta crisis económica es la mayor en la historia del mundo. Tan solo, si tomamos como referencia las quiebras de Chrysler y General Motors, ésta crisis a sobrepasado en mucho al Crack de 1929. Sin embargo, pese a estos síntomas, las oligarquías nacionales e internacionales se han aferrado al modelo, y buscan salvarlo como puedan. Quieren evitar lo inevitable: la caída del sistema neoliberal.

Esto se refleja claramente en los resolutivos emanados de la reunión del G-20, celebrada (curiosamente) en Inglaterra (cuna de la economía clásica, así como del Capitalismo) el 2 de abril de 2009, que acordó un plan anticrisis con las “nuevas reglas” siguientes:

  • 1 billón de dólares (USD 1’000,000’000,000), distribuídos de la siguiente forma:
    • USD 750,000’000,000 para el Fondo Monetario Internacional (FMI), para enfrentar la crisis (política contracíclica, de acuerdo al comunicado del G-20).
    • De éstos, USD 100,000’000,000 van a ser destinados a rescatar los bancos privados mundiales, lo cual implica un gran FOBAPROA mundial.
    • USD 250,000’000,000 para financiar el Comercio Mundial.
    • Luchar contra el proteccionismo (es decir, continuar con la política del libre mercado, pero ahora -según ellos- regulado, y con solidez en las instituciones mundiales [es decir, FMI, BM y OMC).
    • Regulación de los salarios de los banqueros.
    • Regulación de las agencias calificadoras de riesgo.
    • Regulación de los paraísos fiscales.
    • Acabar con el “secreto bancario”[20].

Sin embargo, esto suena a gatopardismo: cambiar las cosas para que sigan igual. Dicho de otra manera: solamente es reafirmar el modelo neoliberal apuntalando sus debilidades para postergar la inminente caída del sistema Capitalista en su conjunto, es decir, únicamente prolongando su agonía.

Al respecto, Pablo González Casanova define que la situación en América Latina existe hoy una población que vive una situación colonial[21]. En éste sentido, la resistencia frente a ese poder colonizador (que González Casanova lo define como luchas) presentan siete características principales: unas ligadas a su cultura, su comunidad, su nación y su raza, otras a su clase, y otras más a sus organizaciones políticas y sus ideologías[22]. Esto, cabe mencionar, ha sido de forma diversa, en diferente magnitud y en diferentes tiempos, dada las características políticas, económicas, sociales, culturales y hasta históricas que tienen cada país o región de América Latina.

En éste sentido, y para ejemplificar de mejor manera lo anteriormente descrito, presentaré un breve estudio de caso por cada una de éstas formas de lucha en América Latina, con base en la tipología antes mencionada sugerida por el Dr. González Casanova.

1. Luchas ligadas a su cultura: El Proyecto Mesoamérica (Antes Plan Puebla-Panamá)

Freud, en su libro El Malestar de la Cultura, dice que

…la palabra “cultura” designa toda la suma de operaciones y normas que distancian nuestra vida de la de nuestros antepasados animales, y que sirven a dos fines: la protección del ser humano frente a la naturaleza y la regulación de los vínculos recíprocos entre hombres[23].”

En éste sentido, Malinowski nos da dos definiciones que complementan esto. En primera instancia, menciona que

Es ella evidentemente el conjunto integral constituido por los utensilios y bienes de los consumidores, por el cuerpo de normas que rige los diversos grupos sociales, por las ideas y artesanías, creencias y costumbres. Ya consideremos una muy simple y primitiva cultura o una extremadamente compleja y desarrollada, estaremos en presencia de un vasto aparato, en parte material, en parte humano y en parte espiritual, con el que el hombre es capaz de superar los concretos, específicos problemas que lo enfrentan. éstos problemas surgen del hecho de tener el hombre un cuerpo sujeto a varias necesidades orgánicas, y de vivir en un ambiente natural que es su mejor amigo, pues lo provee de las materias primas para sus artefactos, aunque también es peligroso enemigo, en el sentido de que abarca muchas fuerzas hostiles.[…] éste ambiente, que es ni más ni menos la cultura misma, debe ser reproducido, conservado y administrado permanentemente. Esto produce lo que puede denominarse, en el sentido más general de la expresión, un nuevo nivel de vida dependiente del plano cultural de la comunidad, del medio físico y de la eficiencia del grupo. Un nivel cultural de vida significa, a su vez, que nuevas necesidades aparecen y nuevos imperativos o determinantes son impuestos a la cultura humana. Desde luego, la tradición cultural necesita ser transmitida de cada generación a la subsiguiente. Métodos y mecanismos de carácter educativo existen en toda la cultura. […] Es substrato material de la cultura requiere ser renovado y mantenido en condiciones de uso[24].”

Así mismo, la definición funcional e institucional –como él mismo la define- que nos da Malinowski es:

La cultura es un compuesto integral de instituciones, en parte autónomas y en parte coordinadas. Está construida por una serie de principios tales como la comunidad de sangre a través de la descendencia; la contigüidad en el espacio, relacionada con la cooperación; las actividades especializadas; y el último pero no el menos importante principio del uso del poder en la organización política. Cada cultura alcanza su plenitud y autosuficiencia por el hecho de satisfacer el conjunto de necesidades básicas, instrumentales y negativas[25].”

Ahora nace la pregunta: ¿porqué se ha decidido categorizar la lucha ligada a su cultura con el Proyecto Mesoamérica? La respuesta es simple: porque es un etnocidio y ecocidio indiscriminado anunciado. Según la página web del Plan Puebla Panamá, el concepto del plan

…es una estrategia regional para potenciar el desarrollo económico, reducir la pobreza y acrecentar la riqueza del capital humano y el capital natural de la región mesoamericana, dentro de un contexto de respeto a la diversidad cultural y étnica, e inclusión de la sociedad civil. El Plan promueve la integración y el desarrollo regional, coordinando esfuerzos y acciones de los siete países de Centroamérica y los nueve estados que integran la región Sur Sureste de México, en la perspectiva de promover el desarrollo integral, así como la integración en aquellos temas que hagan posible que de manera conjunta, se creen bienes públicos regionales con el fin de elevar la calidad de vida de los habitantes[26].”

Sin embargo, éstos son sofismas. La verdadera intención del Proyecto Mesoamérica es entregar a las grandes transnacionales los recursos naturales de la región, generando la infraestructura necesaria para tal efecto, despojando a los pueblos originarios de sus asentamientos actuales, y culminando con la desaparición total de las formas sociales y culturales que aún subsisten en la región.

Por citar un ejemplo: el Proyecto Mesoamérica, en su temática de Sustentabilidad Ambiental, menciona que

…es importante potenciar las oportunidades y las posibles sinergias de las distintas iniciativas y modalidades de cooperación regional para impulsar el desarrollo sustentable y la protección de los recursos naturales y los ecosistemas[27], y propone consensuar programas y proyectos de adaptación al cambio climático a escala regional; llevar a cabo el relanzamiento del Corredor Biológico Mesoamericano; proveer de elementos de apoyo para el desarrollo de instrumentos de gestión de la calidad ambiental; y promover sistemas productivos sostenibles y competitivos consistentes con la conservación de la biodiversidad; de este modo se coadyuvará a la articulación de esfuerzos nacionales y regionales en materia de sustentabilidad ambiental[28].”

La visión empresarial a más no poder.

¿Quién se ha hecho cargo de regular el entorno natural durante siglos? Las comunidades. ¿Quién ha deforestado y exterminado los recursos naturales? La sociedad “moderna”, industrial, mestiza. El “hombre civilizado”. ¿Quién alimentó a éste país durante todo el siglo XX, antes del Tratado de Libre Comercio? Los ejidatarios, el campesino común. ¿Qué significa promover sistemas productivos sostenibles? Despojar de las tierras a los ejidatarios, construir agroindustrias, y convertir al campesino en jornalero agrícola, casi esclavo, en beneficio de una trasnacional poderosa. Típico caso Nestlé.

En éste sentido, existe una oposición muy grande y extensa a éste proyecto. Desde las mismas comunidades indígenas afectadas, Organizaciones No Gubernamentales, organizaciones políticas, sociales, hasta organizaciones mundiales como el Foro Social Mundial, han alertado y han realizado acciones al respecto, como foros, protestas públicas o publicaciones informativas, para resistir ante éste plan que forma parte de la globalización a modo de las grandes potencias económicas mundiales. Pese a ésta resistencia, el plan continúa avanzando, en gran medida porque existen ciertos gobiernos como el de Calderón en México, o el de Uribe en Colombia, que simpatizan con ésta ideología que les impone el gran capital, y que están dispuestos a todo con tal de realizar éstos planes.

Por tanto, pasará mucho tiempo hasta que sepamos qué le depara el destino a éste plan y a la región.

2. Luchas ligadas a su comunidad: El caso Zimapán (Hidalgo) / BEFESA

De acuerdo a Ferdinand Tönnies, la comunidad o Gemeinschaft tiene una vida orgánica y real[29], entendiendo que

Todo lo real es orgánico en la medida en que puede pensarse únicamente como algo relacionado con la totalidad de lo real y definido en su naturaleza y movimientos según esa totalidad[30].“La Gemeinschaft (comunidad) es antigua; la Gesellschaft (asociación) es reciente en tanto que dominación y fenómeno social […] Por otro lado, toda alabanza de la vida rural ha reparado en que la Gemeinschaft (comunidad) de sus gentes es más fuerte y se mantiene más viva; constituye la forma genuina y perdurable de la convivencia. En oposición a la Gemeinschaft, la Gesellschaft (asociación) es transitoria y superficial. A éste tenor, la Gemeinschaft (comunidad) debiera ser entendida como organismo vivo y la Gesellschaft (asociación) como un artefacto, un añadido mecánico[31]”.

En 2006, siendo Presidente de la República Vicente Fox, y Gobernador del Estado, Miguel ángel Osorio Chong, en complicidad con las autoridades municipales de Zimapán (entonces priistas), otorgaron la autorización para construir un confinamiento de residuos tóxicos y peligrosos sin haber consultado a los habitantes de la región. De inmediato, comenzaron las movilizaciones en contra de la construcción de éste confinamiento que, dicho sea de paso, es de la empresa española BEFESA.

La vida orgánica y real de la comunidad permitió una movilización inmediata en defensa de su territorio crearon la organización de lucha Todos somos Zimapán. Así mismo, organizaciones sociales, políticas y no gubernamentales, así como dirigentes políticos, tales como Andrés Manuel López Obrador y Greenpeace, se pronunciaron en contra de éste confinamiento de desechos tóxicos.

ésta cohesión existente en la comunidad ha conseguido la revocación del permiso a la empresa para operar ésta planta en diversas ocasiones. Sin embargo, la corrupción imperante en todas las instancias gubernamentales ha autorizado a BEFESA, nuevamente, a terminar la construcción para operar dicho confinamiento.

La comunidad, por su parte, en las elecciones a Presidente Municipal del 9 de noviembre de 2009, postuló al líder del movimiento, José María Lozano, como candidato del PRD. Tras maniobras similares a las ocurridas en Huazalingo, el TRIFE anuló la elección. Sin embargo, en la elección extraordinaria del 5 de julio de 2009, José María Lozano volvió a derrotar al candidato del PRI.

La primera acción de Lozano como Presidente Municipal fue revocar el permiso para que operara el confinamiento. Sin embargo, el 8 de septiembre de 2009, Gerónimo Gutiérrez Fernández, subsecretario de Gobernación, advirtió que con o sin autorización del gobierno municipal (de Zimapán, Hidalgo), mañana (viernes) comenzará a operar la planta de confinamiento de residuos tóxicos[32]. La comunidad, orgánica y real –y con Lozano a la cabeza-, bloqueó la entrada de Indios Verdes a la Ciudad de México por espacio de hora y media, y marcharon hacia la Secretaría de Gobernación en busca de una respuesta que nunca llegó, debido a que las autoridades federales no recibieron a los inconformes.

Así mismo, Lozano advirtió, en una conferencia de prensa con Senadores del PRD en el Senado de la República, que se establezca una comisión para revisar la viabilidad del proyecto. Sin embargo, los habitantes viven con la preocupación de que cualquier día inicie las operaciones de éste confinamiento que condenaría, definitivamente, el destino de Zimapán y su gente.

3. Luchas ligadas a su Nación: Andrés Manuel López Obrador, el fraude electoral y la Presidencia Legítima de México

La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.
Artículo 39, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Rousseau define en El Contrato Social a la Soberanía como el ejercicio de la voluntad general [y] jamás deberá enajenarse[33]. En éste mismo sentido, Rousseau considera a la Soberanía como inalienable e indivisible por las mismas razones: porque la voluntad es general, o no es general[34]. Y en éste mismo sentido, coloca un pie de página especificando: Para que la voluntad sea general, no es siempre necesario que sea unánime; pero sí es indispensable que todos los votos sean tenidos en cuenta. Toda exclusión formal destruye su carácter de tal[35].

En éste sentido, y derivado de un análisis realizado a nuestro entorno actual, en nuestro país, podemos afirmar que ésta definición que realiza Juan Jacobo Rousseau no aplica, por lo menos, en el México actual. Y no es porque su definición acerca de la soberanía carezca de validez, sino al contrario: es tan vigente, que cuesta trabajo hacerla entrar en el contexto de hoy. Analicemos y definamos porqué.

Si tomamos en cuenta la definición Roussoniana (por decir, de alguna manera) de que la soberanía es la voluntad general, en México esa voluntad no ha sido ni es respetada, ya sea en su forma de sufragio, en su forma de respeto a la tierra, los usos, las tradiciones, las costumbres, la identidad pluricultural de México, etc.

Y si bien podemos afirmar que en México, desde la época de la Conquista, en únicas y muy contadas ocasiones se ha respetado la soberanía popular, también es cierto que en casi todas las demás no ha sido así. Y esto ha venido endureciéndose con las políticas neoliberales (de hecho, a partir del salinato propiamente) y el punto máximo de tensión, en este sentido, -considero- que ha sido durante los tres últimos años del sexenio de Vicente Fox y lo que lleva el sexenio de Calderón.

La llegada de Fox a la Presidencia de la República fue alentadora para millones de mexicanos, quienes veían que por primera vez en la Historia del país era respetada la Soberanía Popular. Sin embargo Vicente Fox, quien pudo haber pasado a la Historia como aquel que realizó la transición pacífica y legal, traiciona a la voluntad popular (dígase Soberanía Popular) al realizar el primer gran fraude del Siglo XXI en contra de Andrés Manuel López Obrador en 2006, candidato de la Izquierda Mexicana (fraude que, por cierto, está plena y totalmente documentado), y que tuvo como precedente el juicio de desafuero en su contra perpetrado contra él en abril de 2005.

Así mismo, la Presidencia Legítima de México encabezada por él deja de manifiesto una resistencia y oposición sincera y abierta en contra del régimen establecido y los poderes fácticos de la oligarquía mexicana, la cual, a su vez, se ha valido de diferentes métodos para difundir sus acciones (un medio clave para esto ha sido internet) y ha servido para canalizar el descontento social que existe actualmente en el país.

Finalmente, podemos aducir que Juan Jacobo Rousseau reconoce como indispensable el ejercicio de la voluntad popular para el buen desempeño del Estado. Desprendido del análisis anterior, podemos concluir que, salvo contadas y muy raras ocasiones, ésta Soberanía Popular de la que habla Rousseau nunca ha sido aplicada ni respetada en México, causa que considero fundamental en el atraso que tenemos con respecto a otras naciones, pues si bien es cierto que (con todo y sus asegunes) se considera que el marco jurídico mexicano es de las más avanzados del mundo, también es cierto que al tener de un estado que carece legitimidad y que pisotea la voluntad popular en todos los sentidos[36], se tiene un Estado débil que no puede competir contra el resto de las naciones, lo que ha causado una inserción en la globalización de forma inequitativa, un aumento en la pobreza nacional, y una Nación que no ha sido capaz, en 200 años de Historia, de encontrar un proyecto propio y viable de nación, acorde a nuestras necesidades, debido a los intereses mezquinos, individualistas, entreguistas y tribales de esos que se han devorado y saqueado al país (y que se creen amos y señores de México) y que, de seguir así, llevarán a la ruina y barbarie a nuestra Patria que, dicho sea de paso, no se merece tan terrible destino.

4. Luchas ligadas a la raza: El caso Huazalingo

El caso de Huazalingo puede ser analizado a partir de la tipología creada por Eric Wolf sobre los tipos de Coaliciones Campesinas[37], puesto que estamos frente a una comunidad indígena, que pudiera ser catalogada como campesina (en el sentido de un campesino en sentido estricto, Strictu Sensu), y por medio de los cauces legales establecidos por los mestizos, y tras muchos años de lucha, logran elegir una autoridad indígena comprometida con sus intereses, los cuales son completamente diferentes de los de la clase dominante que, dicho sea de paso, ha tenido un poder caciquil amparado en la impunidad por el partido en el poder, el PRI.

En éste sentido, tenemos que en el caso de Huazalingo, Hidalgo, distinguimos una coalición de entrelazamiento múltiple, la cual ha tenido dos momentos: Polidiática y Vertical, durante el periodo donde el PRI gobernó dicho municipio, y Polidiática y Horizontal, a partir del reconocimiento final de la autoridad elegida por las autoridades legales, y de la toma de protesta de Gabino Brandi como Presidente Municipal.

De acuerdo a Eric Wolf, el grado [de] éstas coaliciones están formadas por personas con las mismas oportunidades en la vida, con las mismas posiciones en el orden social, o por personas que ocupen diversos estratos sociales. En éste sentido, es una relación Polidiática porque afecta a varias personas o grupos. Así mismo, es vertical durante el periodo que gobierna el PRI y sus caciques el municipio de Huazalingo, puesto que la coalición puede unir a los campesinos con superiores no pertenecientes a su capa social, mientras que tras el cambio de autoridad, con una figura que representa a sus mismos intereses de clase, se trata de una relación Polidiática horizontal, puesto que ésta coalición (derivada de la organización social debido a nuevas reglas y nuevos actores) unen a campesinos con campesinos.

Así mismo, surge una situación simultánea y en sentido inverso: para los caciques y priistas en general, la relación se convirtió de Polidiática y horizontal a Polidiática y vertical, al realizarse un cambio de roles en la comunidad. Sin embargo, existe la negación por parte del grupo que se encontraba en el poder, al menospreciar la nueva autoridad por no representar su clase, bajo comentarios peyorativos como esos pinches indios.

Por otra parte, una definición tal vez simplista, pero que puede definir perfectamente el porqué Fermín Gabino Brandi pudo contar con el apoyo de su etnia a lo largo de su travesía por la Presidencia Municipal, fue el hecho de que los movimientos de protesta entre los campesinos se centran con frecuencia en torno a un mito de orden social más justo e igualitario que la jerarquía dominante[38].

La resistencia de Gabino Brandi ante el intento de continuar la opresión a la cual fueron sometidos por generaciones los indígenas de Huazalingo, lo hizo porque el campesino con frecuencia convierte en ídolo […] a figuras que se hallan en abierta oposición con el orden social que él sostiene con su trabajo[39]. Esto pudo haber sido factor fundamental para que la resistencia al derecho de la comunidad a elegir sus autoridades haya sido efectiva, pues es menester señalar que Gabino Brandi ganó dos elecciones distintas, una el 9 de noviembre de 2008, en contra de Francisco Pérez Vargas (quien es primo de la esposa del Gobernador Miguel ángel Osorio Chong, Laura Vargas[40]), y otra el 5 de julio de 2009, en contra de Rafael González Pérez (hijo de uno de los caciques locales, Iraís González García[41]).

El motivo por el cual la gente de Huazalingo habló, incluso, de llegar a un levantamiento armado para defender el triunfo de Gabino Brandi, es porque

…si al campesino no se le permite recaer en sus estrechas normas tradicionales, el descontento de los campesinos puede llegar a provocar una insurrección revolucionaria. ésta condición se ha producido, en las circunstancias modernas, en países devastados por la guerra que han experimentado la ruptura de la dirección tradicional de su orden social[42].”

Sin embargo, la lucha ligada a la raza llegó a feliz término: el 18 de septiembre de 2009, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió que el triunfo definitivo (tras un año y meses de lucha) era para Fermín Gabino Brandi, por considerar infundado el recurso de impugnación presentado por el PRI. Finalmente, el 25 de septiembre de 2009, Fermín Gabino Brandi tomó protesta como Presidente Municipal de Huazalingo.

5. Luchas ligadas a su clase: El caso Juanito

La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases. […] En una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases beligerantes[43].”

En éste sentido, analizando pormenorizadamente el caso Juanito, encontramos que básicamente es un problema de lucha de clases, aunque con varios matices y momentos diferentes a lo largo del transcurso de los hechos.

El primer momento podemos ubicarlo perfectamente durante la elección interna del PRD a Jefe Delegacional en Iztapalapa, donde tras 9 años de gobierno[44] encabezado por Nueva Izquierda[45], se enfrentan en la elección interna del PRD dos candidatas: Clara Brugada, apoyada por Izquierda Unida[46], y Silva Oliva Fragoso, apoyada por Nueva Izquierda, y esposa actual de René Arce, ganando Brugada por 5,330 votos[47].

Sin embargo, tras una impugnación promovida por Silva Oliva y Nueva Izquierda, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación –a dos semanas de la elección constitucional- dictamina que Silva Oliva gana la elección interna, por 80,353 votos contra 79,582 de Clara Brugada (es decir, una diferencia de 771 votos)[48].

Tras la imposición, Andrés Manuel López Obrador acude a Iztapalapa y solicita el voto a favor del candidato del PT, Rafael Acosta Juanito, con la consigna que si gana, una vez que tome protesta éste, renunciará y entonces, la Asamblea Legislativa podrá sugerir a Brugada como Jefa Delegacional.

Después de una larga jornada electoral, Juanito gana la elección por 52,501 votos[49]. Sin embargo, Acosta es agasajado de diferentes formas por parte de los poderes fácticos para que no renuncie e incumpla su palabra. A pesar de todo, el 28 de septiembre de 2009, Rafael Acosta anuncia que sí renunciará por motivos de salud, así como por la paz social en Iztapalapa.

Aquí es donde se da la lucha de clases. Una clase (que es la gobernada) atada a los designios de una minoría oligárquica, que se enquista en el poder. Sin embargo, la clase oprimida siempre busca un camino, ya sea por la vía pacífica o armada, y logra revertir las tendencias opuestas a su voluntad. Sin embargo, ésta no será ni la primera ni la última historia de éste tipo, donde haya una lucha ligada a su clase, pues siempre estará la tentación de los dueños del poder de hacer su voluntad a toda costa.

6. Luchas ligadas a sus organizaciones políticas: Alejandro Encinas y el PRD

Giovanni Sartori argumenta que, para identificar a las que él denomina como las minorías controlantes (élites) se tiene varios criterios de identificación.

Un primer criterio de identificación es simplemente altimétrico. Un grupo que controla porque “está en lo alto”. Y dado porque para llegar a lo alto es necesario el poder y, viceversa, el poder deriva de estar en lo alto. […] Sin embargo, esta explicación clarifica, a su vez, la diferencia entre sociedades de derecho divino, de derecho de nacimiento (nobiliarios), de derecho de la fuerza (faustenrecht) y, finalmente, de derecho popular (democracias).[…] Al criterio altimétrico se agrega así un criterio meritocrático: el que está colocado en lo alto está ahí porque se le presume de calificado y capaz. Pareto adoptó el término élite precisamente porque analizaba la meritocracia. Afirmaba que las élites son aquellas que tienen “los índices más elevados en la rama de sus actividades[50].”

En éste sentido, conforme a nuestro estudio de caso, podemos reconocer precisamente al grupo que está “en lo alto” en el PRD. Y ese grupo en el poder del PRD, durante mucho tiempo, ha sido Nueva Izquierda, siempre en la Secretaría General: durante la Presidencia del partido con Andrés Manuel López Obrador (1995-1999), fue Jesús Ortega; con Amalia García (1999-2002), fue Jesús Zambrano; con Rosario Robles (2002-2003) y Leonel Godoy (2003-2005), fue Carlos Navarrete; con Leonel Cota (2005-2008), fue Guadalupe Acosta Naranjo. Así mismo, Nueva Izquierda impuso como candidato interino a Guadalupe Acosta Naranjo como Presidente provisional del Partido.

Sin embargo, Jesús Ortega (dirigente nacional de Nueva Izquierda) buscó en múltiples ocasiones la Presidencia del CEN del PRD, y nunca la obtuvo: En 1995, contra Andrés Manuel López Obrador; en marzo de 1999, contra Amalia García (después pactó con ella, y Amalia lo impuso como Secretario General, cargo que le correspondía a Félix Salgado Macedonio); en 2002, contra Rosario Robles; y en 2008, contra Alejandro Encinas[51]. Así mismo, Jesús Ortega perdería la elección interna contra Marcelo Ebrard para la candidatura a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, motivo por el cual a la postre (y pese a ser Coordinador General de Campaña) se deslindó de Andrés Manuel López Obrador, reconociendo a Felipe Calderón como Presidente de México, y asegurando el apoyo de éste a su candidatura a la Presidencia del PRD para tener una Izquierda a modo.

En éste sentido, se cumpliría cabalmente lo descrito por Sartori, en el sentido que mientras más organizada sea una organización, menos democrática será: la organización desnaturaliza a la democracia y se convierte en oligarquía. […] La organización determina la división de todo partido en una minoría que dirige y una mayoría que es dirigida[52].

Para convertirse en una oligarquía partidaria, Nueva Izquierda se encargó de posicionarse y de adueñarse –sin prisa y con toda la premeditación posible- de todos los órganos internos del Partido, por medio de mayorías absolutas y, cuando esto no fuera posible, por medio de mayorías relativas y alianzas para generar una mayoría absoluta –incluso, llegando a la compra cínica y vil de dirigentes partidarios para que éstos accedieran a sus peticiones-: en el Consejo Nacional, Congreso Nacional, Comité Ejecutivo Nacional, Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia, y Consejo Nacional Electoral.

El modus operandi fue simple: comenzaron a cooptar grupos locales con diferentes referentes o dirigentes de Nueva Izquierda, de tal forma que aunque eran grupos diferentes e incluso antagónicos en algunos estados y municipios, en lo nacional coincidían bajo la misma línea política; ganaron (y donde no ganaron, cooptaron) las presidencias de los Comités Estatales del PRD; ganaron el mayor número posible de Consejeros Nacionales y delegados al Congreso Nacional en los estados, sumando todos los consejeros y delegados al final, de forma que todos votaran lo mismo, y logrando sumar mayorías que permitían imponerle –incluso al Presidente Nacional- la estructura partidaria a su modo.

De ésta forma, se aseguraron el control total del partido, pactaron con los poderes fácticos de México, y se impusieron sobre la mayoría y la base del Partido: primero –tras la crisis interna generada por la elección interna de marzo de 2008- impusieron a un Presidente Interino de su misma expresión (Guadalupe Acosta Naranjo); y luego, con el apoyo del Estado Mexicano, impusieron a Jesús Ortega como Presidente del CEN del PRD.

Sin embargo, esa seria de imposiciones generaron el descontento de la militancia y una serie de cuestionamientos de la sociedad (quien no vio como una opción viable al PRD frente al fracaso del PAN al frente de la Presidencia de la República) que desencadenó en un fatídico 12% en la votación nacional de la elección del pasado 5 de julio.

Pese a esto, Jesús Ortega no renunció, y enfila al PRD a una de las peores crisis de su Historia, la cual tendrá que ser definida en el Congreso Nacional a realizarse en los próximos días: refundar al PRD, aglutinar a todos los sectores no partidarios de la Izquierda, generando un gran acuerdo para así convertirlo en una alternativa real de gobierno rumbo al 2012; o sepultar definitivamente y durante mucho tiempo la posibilidad de que la Izquierda sea gobierno en México, así mismo fragmentarla, y dejar el destino del país en manos de la derecha, encarnada por el PRI y el PAN. De ése Congreso pende el futuro del PRD e, incluso, de la Izquierda en general.

7. Luchas ligadas a sus Ideologías: El caso Hugo Chávez / Venezuela

De acuerdo a Karl Marx, la ideología es una labor sobre ideas concebidas con propia sustantividad, con un desarrollo independiente y que sólo obedece a sus propias reglas[53].

La producción de las ideas y representaciones, de la conciencia, aparece al principio directamente entrelazada con la actividad material y el comercio material de los hombres, como el lenguaje de la vida real. Las representaciones, los pensamientos, el comercio espiritual de los hombres se presentan todavía aquí, como emancipación directa de su comportamiento material. Y lo mismo ocurre con la producción espiritual, tal y como se manifiesta en el lenguaje de la política, de las leyes, de la moral, de la religión, de la metafísica, etc., de un pueblo. Los hombres son los productores de sus representaciones, de sus ideas, etc., pero los hombres reales y actuantes, tal y como se hallan condicionados por un determinado desarrollo de sus fuerzas productivas y por el intercambio que a él corresponde, hasta llegar a sus formaciones más amplias. la conciencia no puede ser nunca otra cosa que el ser consciente, y el ser de los hombres es su proceso de vida real.“Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; o dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder spiritual dominante. La clase que tiene a su disposición los medios para la producción material dispone con ello, al mismo tiempo, de los medios para la producción espiritual, lo que hace que se le sometan, al propio tiempo por término medio, las ideas de quienes carecen de los medios necesarios para producir espiritualmente. Las ideas dominantes no son otra cosa que la expresión ideal de las relaciones materiales dominantes, las mismas relaciones materiales dominantes concebidas como ideas; por tanto, las relaciones que hacen de una determinada clase, la clase dominante, son también las que confieren el papel dominante a sus ideas[54].”

En éste sentido, Hugo Chávez y su Socialismo del Siglo XXI enfrentan la defensa de su ideología en contra de las ideas imperantes actualmente: el neoliberalismo, propagado por los ideólogos y tecnócratas de todo el mundo, a través de los medios de difusión, información y comunicación establecidos que, dicho sea de paso, responden y defienden sus intereses.

El modelo político, económico y social implementado por Hugo Chávez ha tenido que resistir ante los embates de los medios de comunicación mundiales (algunos de ellos, muy poderosos), de las empresas transnacionales, y de los gobiernos de todo el mundo. Prueba de ello es el Golpe de Estado en contra de Chávez en 2002, donde la oligarquía venezolana (con RCTV y Globovisión al frente), las empresas transnacionales (principalmente las petroleras) y el Gobierno de USA y España, actuaron en complicidad para intentar derrocar a Hugo Chávez, e incluso usurparon el poder dos días imponiendo a un presidente pelele acorde a sus necesidades, Pedro Carmona Estanga, presidente de las FEDECAMARAS[55].

Así mismo, se ha venido enfrentando a la difamación por parte de las grandes empresas televisivas en el mundo, como en el caso RCTV, donde Hugo Chávez decidió no renovar una concesión que, por derecho, puede el Estado Venezolano renovarla o no hacerlo[56]. Sin embargo, los medios mundiales trataron el caso como un atentado a la libertad de expresión, manipulando que la concesión había sido retirada por el gobierno de Chávez, y sin mencionar que RCTV fue partícipe directa en el Golpe de Estado de 2002, una de las razones principales por las cuales Chávez decidió no ratificar la concesión[57].

De ésta forma, el gobierno de Chávez se ha enfrentado a los grandes poderes fácticos, y al parecer va ganado la batalla. Los programas sociales que existen actualmente en Venezuela, así como el giro en el modelo económico le ha rendido frutos. Prueba de ello es que Venezuela es uno de os países que menos estragos ha tenido con la crisis del 2008. Sin embargo, falta mucho camino por delante, y los intereses que buscan que no existan alternativas siguen ahí. Veremos qué pasa con una nación que ha decidido escribir su destino con base en la defensa de su ideología para salir adelante.

Epílogo: Reflexiones finales

La resistencia que se lleva a cabo en América Latina ha rendido frutos: gobiernos democráticos, progresistas, que han rescatado la memoria histórica de sus propios pueblos y la han emancipado, como es el caso de Bolivia, Ecuador y Venezuela, nos dan esperanza. Ahora, no sólo es la inserción a la Globalización: también es bajo las condiciones y supuestos de sus propios pueblos. Ya no es priorizar al capital inversor extranjero: es combinarlo con las necesidades de los propios pueblos, incluso resistiendo a los intentos por arrebatarles tierras, comunidades, recursos naturales, costumbres.

Cabe señalar, así mismo, que éstos frutos no han sido producto de la generación espontánea, ni mucho menos han sido concesiones por parte de los poderes fácticos: ha habido muchas muertes y sangre de por medio para obtener esa luz de esperanza que apenas comenzamos a vislumbrar en el horizonte. Acontecimientos como los golpes de Estado en América Central y del Sur durante la segunda mitad del siglo XX (incluyendo la lamentable traición en contra de Salvador Allende) o, incluso, las luchas que se llevaron en México posteriores al Cardenismo, donde a partir de 1940 la “Revolución Mexicana institucionalizada” en el PRI le dio la espalda al pueblo de México, derramando incluso su sangre con represiones (por señalar algunas) como: la masacre en contra de los Lombardistas y Henriquistas tras el fraude electoral de 1952; la de finales de los 50’s en contra de los médicos, maestros y ferrocarrileros; la de 1968 en contra de los estudiantes, académicos y autoridades de las Universidades públicas del país; la del Jueves de Corpus, en 1971; la persecución brutal en contra de la guerrilla mexicana en la llamada Guerra sucia de los años 70’s; o la masacre en contra de más de 700 perredistas asesinados por defender las causas del Pueblo de México (entre los que resaltan los más de 500 asesinados durante el sexenio de Salinas de Gortari, y los recientemente asesinados durante la segunda mitad del gobierno de Calderón, el más sobresaliente: Armando Chavarría, de Guerrero).

No obstante, pese a las conquistas alcanzadas, el riesgo y la tentación de los grandes capitales y de las oligarquías locales continúan ahí: casos como el fraude electoral de México en 2006, el gobierno pelele de álvaro Uribe en Colombia, o el golpe de Estado de Micheletti en contra de Zelaya en Honduras, nos dejan ver en el horizonte que el camino será largo y difícil. No sólo es una lucha regional o local: es la lucha entre dos proyectos antagónicos y distintos de nación, continentales y globalizadores. De nosotros dependerá cual triunfe.


[1]Diccionario de la Lengua Española. Globalización. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?LEMA=globalización&origen=RAE&TIPO_BUS=3

[2] “Globalización.” Microsoft® Encarta® 2007 [CD]. Microsoft Corporation, 2006.

[3] Joseph E. Stiglitz fue Premio Nobel de Economía en 2001, es profesor en la Universidad de Columbia, fue asesor económico del gobierno de Bill Clinton y también ha sido economista jefe y vicepresidente sénior del Banco Mundial.

[4] Stiglitz, Joseph E.El Malestar en la Globalización. México: Distribuidora y Editora Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara. 5ª reimpresión de la 1ª edición, 2006. pp. 29.

[5] Marx, Karl y Engels, Friedrich.Manifiesto del Partido Comunista. México: Partido del Trabajo, Mayo de 2005, pp. 37

[6] Op. Cit., pp. 38

[7] Ídem.

[8] Al respecto, Norberto Bobbio define al Estado de Derecho como aquel “que conceptualmente es la condición en la que son exaltadas las relaciones de derecho privado”, es decir, aquel en el que se privilegia el acuerdo entre particulares, de acuerdo a la concepción Hegeliana, mientras que el Estado Social, de acuerdo con la expresión divulgada por los juristas y politólogos alemanes, “no sólo puede ser entendido como estado que ha permeado la sociedad sino también como Estado que la sociedad ha permeado”, es decir, aquel Estado en que la sociedad está involucrada como parte activa del mismo. (Bobbio, Norberto.Estado, Gobierno y Sociedad: Por una teoría general de la política. México: FCE, 1989. pp. 54, 66)

[9] Marx, Karl y Engels, Friedrich.Manifiesto del Partido Comunista. México: Partido del Trabajo, Mayo de 2005, pp. 44-45

[10] The Brookings Institution. Robert Z. Lawrence. Globaphobia: The Wrong Debate over Trade Policy. http://www.brookings.edu/papers/1997/09globaleconomics_lawrence.aspx

[11] Op. Cit.,

[12] “Neoliberalismo.” Microsoft® Encarta® 2007 [CD]. Microsoft Corporation, 2006

[13] “Relaciones Internacionales.” Microsoft® Encarta® 2007 [CD]. Microsoft Corporation, 2006

[14] Stiglitz, Joseph E.El Malestar en la Globalización. México: Distribuidora y Editora Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara. 5ª reimpresión de la 1ª edición, 2006. pp. 81.

[15] López Obrador, Andrés Manuel.Un Proyecto Alternativo de Nación: Hacia un cambio verdadero. México: Editorial Grijalbo, 2004. pp. 22.

[16] Op. Cit., pp. 30

[17] Op. Cit., pp. 45.

[18] González Casanova, Pablo.Indios y Negros en América Latina”, Vol. II, en Ideas en torno a América Latina, UNAM/UDUAL, 1986, México, Dos Vols., 1499 pp.

[19] Marx, Karl.El Capital. Crítica de la Economía Política. Tomo 1, Volumen 1: El proceso de producción del capital. México: Siglo XXI Editores. 11ª edición. pp. 184.

[20] G-20.Leaders Statement The Global Plan for Recovery and Reform – London, 2 April 2009. http://www.g20.org/Documents/final-communique.pdf

[21] Op. Cit., 1495 pp.

[22] Ídem.

[23] Freud, Sigmund.Obras completas. Volúmen 21 (1927-31). El porvenir de una ilusión, el malestar en la cultura y otras obras. Argentina: Amorrortu Editores. 1ª reimpresión de la 2ª edición, 1988. pp. 88

[24] Malinowski, Bronislaw.Una teoría científica de la Cultura y otros ensayos. Buenos Aires, Argentina: Amorrortu Editores. 6ª edición, Julio de 1978. pp. 49-50

[25] Op Cit., pp. 54

[26] Plan Puebla-Panamá. Concepto y Objetivo. http://www.proyectomesoamerica.org/main-pages/concepto.htm

[27] Portal Proyecto Mesoamérica. Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental. http://www.proyectomesoamerica.org/

[28] Ídem

[29] Tönnies, Ferdinand.Comunidad y Asociación. España: Ediciones Península, Septiembre de 1979. pp. 27.

[30] Op. Cit., pp. 29

[31] Ídem.

[32] La Jornada. Viernes 4 de septiembre de 2009. Estados. Hoy empezará a operar el basurero de Zimapán: SG. http://www.jornada.unam.mx/2009/09/04/index.php?section=estados&article=034n1est

[33] Rousseau, Juan Jacobo. El Contrato Social. Editorial Porrúa, 9ª edición. México, 1992. Colección “Sepan Cuantos”. pp. 14

[34] Ídem.

[35] Ídem.

[36] Habría que señalar que este texto únicamente se enfocó a señalar lo electoral, pues aún en la política mexicana reciente se tienen casos como no haber cumplido los Acuerdos de San Andrés Larrainzar, San Salvador Atenco, el caso APPO, la llamada Alianza para la Educación, la llamada Ley Jod-ISSSTE, las lagunas dejadas en la Reforma Energética aprobada en octubre de 2008 por el Congreso de la Unión, que pone en riesgo la soberanía energética del país, por mencionar algunos casos, o el impuesto al 2% en todos los productos, propuesto por el gobierno espurio en el Presupuesto de Ingresos 2010, y que contó con una gran animadversión popular.

[37] Tipología tomada de: Wolf, Eric. Los campesinos. España: Editorial Labor, S.A. 1ª reimpresión de la 3ª edición, 1971. pp. 108. En éste sentido, todo lo referente a ésta tipología es tomada de ésta fuente, por lo que no será mencionada reiteradamente.

[38] Op. Cit., pp. 140.

[39] Ídem.

[40] Síntesis Informativa.Febrero 28 de 2009. http://www.ieehidalgo.org.mx/sintesis/2009/280209.pdf

[41] Desde Abajo.Patria, Huazalingo o Muerte. http://www.desdeabajo.org.mx/wordpress/?p=1805

[42] Op. Cit., pp. 142.

[43] Marx, Karl y Engels, Friedrich.Manifiesto del Partido Comunista. México: Partido del Trabajo, Mayo de 2005, pp. 44-45

[44] René Arce Islas (2000-2003), Víctor Hugo Círigo Vázquez (2003-2005), Ricardo Evia Ramírez (2005-2006), y Horacio Martínez Meza (2006-2009)), el pueblo de Iztapalapa estaba álgido por un cambio. Cabe señalar que Víctor Hugo Círigo y René Arce son hermanos, pues el verdadero nombre de Arce es Oscar Nahúm Círigo Vázquez, según informes de la inteligencia mexicana, publicados por la revista on-line ‘Reporte Índigo’. Según lo publicado por Reporte Índigo, Oscar Nahúm Círigo Vázquez fue detenido como miembro de la Liga Guerrillera 23 de Septiembre en el Estado de Oaxaca. Tras un acuerdo con Fernando Gutiérrez Barrios, ingresó al Departamento 049 de la Dirección Federal de Seguridad para realizar labores de contrainteligencia. (Reporte Índigo.Número 47. Del 24 al 30 de Agosto de 2007. http://download.reporteindigo.com/ic/pdf/47/reporte.pdf)

[45] Nueva Izquierda es una expresión interna del PRD que se ha caracterizado, principalmente, por tener ciertos acuerdos turbios con dirigentes o con Gobiernos Estatales de otros partidos, así como de tener “adquisiciones” cuestionables, como la de José Guadarrama Márquez en Hidalgo.

[46] Izquierda Unida fue una gran alianza de corrientes internas del PRD, creada en 2007 para apoyar la candidatura de Alejandro Encinas a Presidente del PRD (ver Caso Alejandro Encinas y el PRD).

[47] Según informes del Comité Nacional Electoral, Rafael Acosta Juanito obtuvo 180,397 votos, contra 127,896 de Silva Oliva Fragoso en la elección constitucional para elegir Jefe Delegacional de Iztapalapa (Instituto Electoral del Distrito Federal.PREP 2009. http://www.iedf.org.mx/)

[48] Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Expediente: SUP-JDC-497/2009. http://www.trife.gob.mx/Informacion_juridiccional/sesion_publica/ejecutoria/sentencias/SUP-JDC-0497-2009.pdf

[49] Según informes del Instituto Electoral del DF, Clara Marina Brugada Molina obtuvo 99,890 votos, contra 94,560 de Silva Oliva Fragoso en la elección interna del PRD para elegir candidato a Jefe Delegacional de Iztapalapa (Partido de la Revolución Democrática.Comité Nacional Electoral. http://www.cne-prd.org/)

[50] Sartori, Giovanni. ¿Qué es la democracia? México: Distribuidora y Editora Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara. 3ª reimpresión de la 1ª Edición, Mayo de 2005, pp. 146-147

[51] Cabe recordar que Jesús Ortega no derrotó a Alejandro Encinas en las urnas, sino fue impuesto como Presidente del PRD por una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, situación que representa, en términos reales, una intromisión del Estado en la vida interna de los partidos.

[52] Op. Cit., pp. 152

[53] Citado de: Sánchez Sandoval, Augusto (Coordinador).Seguridad Pública y la Teoría de los Sistemas en la sociedad del riesgo. Ed. Porrúa. México: 2007. pp. 1

[54] Marx, Karl.La Ideología Alemana. México: Ediciones Quinto Sol, pp. 19-20, 48.

[55] La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela es una de las principales organizaciones patronales de Venezuela, de tendencia política de derecha.

[56] En México el Presidente tiene la misma facultad de renovar, no renovar o incluso retirar concesiones de radio o TV.

[57] Cuando se afecta a los medios de comunicación de las oligarquías locales, lo disfrazan bajo la bandera atentado a la libertad de expresión. Sin embargo, en México no mencionaron nada cuando TV Azteca invadió las instalaciones de CNI Canal 40 en el Cerro del Chiquihuite; el hecho de que TV Azteca opera la concesión del Canal 40 ilegítimamente; de la quiebra de Grupo Monitor (empresa del periodista José Gutiérrez Vivó) debido a un boicot comercial por su litigio con Radio Centro, o el despido injustificado de Carmen Aristegui de su noticiero en Televisa Radio.

Historia de una infamia

Ponencia presentada durante el Foro del SME para estudiantes, el Lunes 09 de Noviembre de 2009, en el Auditorio del Sindicato Mexicano de Electricistras, Pachuca de Soto, Hidalgo.

Amigas y amigos:

Durante el primer periodo del Gral. Porfirio Díaz, en 1879, la generación de energía eléctrica inició en México. La primera planta generadora que se instaló en el país estuvo en León, Guanajuato, y era utilizada por la fábrica textil “La Americana”. El interés, básicamente, era darle energía eléctrica a la industria minera, de comunicaciones y transportes, para cumplir con los objetivos positivistas del porfiriato para consolidar su sistema económico.

Efectivamente, el “Orden y Progreso” consistió en dos cosas: para mantener el “orden”, pasar sobre quien sea y como sea, y para establecer el “progreso”, le usufructuaron, le hipotecaron el país a las empresas norteamericanas, y principalmente a las empresas francesas e inglesas.

Pese a todo, durante el régimen de Porfirio Díaz se otorgó al sector eléctrico el carácter de “servicio público”, pues durante éste periodo se colocaron las primeras 40 lámparas “de arco” en el Zócalo de la Ciudad de México, cien más en la Alameda Central, así como comenzó la iluminación de Reforma y de algunas otras vías de la Ciudad de México.

En 1898, es fundada la empresa canadiense Mexican Light & Power Company (Mexlight), adquiriendo una concesión de los recursos hidráulicos del rio Necaxa para generar electricidad que distribuía a varios puntos de la república como Puebla, Hidalgo, México y Michoacán.

Esta compañía tuvo tanto éxito que para 1902 llegó a poseer un capital de 12 millones de dólares, lo que le permitió adquirir compañías mexicanas como la Gas y Luz Eléctricas Mexicana de Electricidad, Luz y Fuerza de Pachuca y por último Limitada de Tranvías, con las que formo la Mexican Transways Company.

Con ésta compañía, la Mexlight, es con la que nace el 14 de diciembre de 1914 el Sindicato de Empleados y Obreros del Ramo Eléctrico, que una semana después (21 de diciembre) pasaría a ser el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). El SME nace para defenderse de los abusos y opresión de la poderosa Mexlight, así como de otras compañías trasnacionales, como la Ericsson, el cual durante los primeros años de creación tuvo varias huelgas para exigir mejores condiciones de trabajo y salariales.

Con el tiempo, y posterior a la Revolución Mexicana, la regularización, la utilización y fomento de la industria eléctrica propicio que organismos como la Secretaria de Fomento, Agricultura y Obras Publicas, intervinieran en la legislación sobre el tema. En 1923 con el presidente Obregón, se promovió que el Gobierno tuviera el control de la industria eléctrica, lo que se logró tres años después cuando en el Código Nacional Eléctrico quedó instaurado que “la energía eléctrica fuera para el beneficio público“.

Fue el 2 de diciembre de 1933, durante el periodo del Presidente Abelardo Rodríguez, cuando se decretó que la generación y distribución de electricidad son actividades de utilidad pública.

En 1936 el SME estalla su segunda gran huelga contra Mexlight; a consecuencia de ésta, empresa y sindicato firmarán uno de los contratos colectivos más avanzados de la época. El siguiente año, en 1937, se constituye la Comisión Federal de Electricidad.

Bajo la preocupación gubernamental de controlar el suministro, transformación y comercialización de la energía eléctrica, se publicó en 1938 el Proyecto de Ley de Energía Eléctrica donde inicia el proceso de nacionalización de la industria de una forma gradual, durante el sexenio del Gral. Lázaro Cárdenas.

El 27 de septiembre de 1960, el Presidente Adolfo López Mateos nacionaliza la industria eléctrica comprando con fondos públicos y deuda externa los bienes e instalaciones de las empresas transnacionales. El gobierno adquirió en 52 millones de dólares, el 90% de las acciones de la canadiense The American Light and Power Company y se comprometió con ellas a pagar los pasivos (deudas) de esas empresas que ascendían a 78 millones de dólares. Por 70 millones de dólares obtuvo las acciones de la estadounidense American and Foreign Power Company.

Al adquirir la Mexican Light and Power Company, la nación mexicana adquirió 19 plantas generadoras que servían al Distrito Federal y a los estados de Puebla, México, Michoacán, Morelos e Hidalgo; 16 plantas hidráulicas y 3 térmicas; 137 km. de línea de transmisión de doble circuito trifásico en el sistema de 220 KW; dos subestaciones transformadoras de cerro Gordo, México y El Salto, Puebla; 38 subestaciones receptoras conectadas a la red de transmisión de 85 y 60 KV; gran número de bancos de transformadores; 4,500 km. de líneas primarias de distribución de 6 KV; 11 mil transformadores de distribución con capacidad de 670 mil KVA; y 6,800 km. de líneas de baja tensión. Entre las plantas hidroeléctricas se obtuvieron: Necaxa, Patla, Tezcapa, Lerma, Villada, Fernández Leal, Tlilán, Juandó, Cañada, Alameda, Las Fuentes, Temascaltepec, Zictepec, Zepayautla y San Simón. Entre las plantas termoeléctricas: Nonoalco, Tacubaya y Lechería.

Además la nación recibió el edificio situado en la esquina de Melchor Ocampo y Marina Nacional de la Ciudad de México y todos los inmuebles y muebles de las estaciones y plantas termoeléctricas e hidroeléctricas, así como equipos y materiales de oficina. Las mismas oficinas, curiosamente, que el gobierno espurio de Calderón ocupó indebidamente la noche del 10 de octubre pasado.

Luego, el gobierno garantizó legalmente este recurso de la Nación añadiendo el párrafo sexto del artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que dice lo siguiente: “Corresponde exclusivamente a la Nación generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica que tenga por objeto la prestación de servicio público. En esta materia no se otorgarán concesiones a los particulares, y la Nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines“.

En 1963 se crea la denominación social Compañía de Luz y Fuerza del Centro, S.A. (LyFC), con los activos de lo que fue la Mexican Light and Power Company. Sin embargo, Luis Echeverría, en 1974, autoriza a LyFC a realizar los actos necesarios y procedentes para su disolución y liquidación. El Sindicato Mexicano de Electricistas se opuso radicalmente a tal medida.

El presidente Miguel de la Madrid Hurtado autoriza la firma en 1985 de un controvertido “Convenio de Delimitación de Zonas” por medio del cual las Compañías de Luz en su conjunto pierden el 50% de su extensión original en favor de la Comisión Federal de Electricidad, principalmente en los estados de Michoacán y Guerrero.

En 1989, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, se reforma la Ley del Servicio Público de Energía permitiendo que el Ejecutivo Federal pudiera disponer de la constitución, estructura y funcionamiento del servicio que venía proporcionando la Compañía de LyFC en liquidación. En este Decreto presidencial se afirmaba que “Las empresas concesionarias, entrarán o continuarán en disolución y liquidación y prestarán el servicio hasta ser totalmente liquidadas”.

Concluida la liquidación de la compañía de Luz y Fuerza del Centro, S.A., y sus asociadas Compañía de Luz y Fuerza de Pachuca, S.A., Compañía Mexicana Meridional de Fuerza, S.A., y Compañía de Luz y Fuerza Eléctrica de Toluca, S.A., el ejecutivo Federal, “dispondrá la constitución de un organismo descentralizado con personalidad jurídica y patrimonios propios, el cual tendrá a su cargo la prestación del servicio que ha venido proporcionando dichas Compañías“. Será hasta febrero de 1994 cuando se crea por Decreto presidencial el organismo descentralizado Luz y Fuerza del Centro, con personalidad jurídica y patrimonio propio.

En junio de 2003 entra en operación Teotihuacán, la quinta subestación en el anillo de 400 kilovolts.

Como podemos apreciar, el Gobierno siempre buscó la desaparición de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro. Sin embargo, me atrevería a decir que lo que buscó, más bien, fue la desaparición del Sindicato Mexicano de Electricistas, enmarcado dentro del sindicalismo independiente, y que no tiene sumisión alguna con el poder oficial.

En éste sentido, el gobierno espurio de Calderón aprovechó una coyuntura ideal: la elección para renovar la dirigencia del Sindicato. Bajo el pretexto de fraude electoral, y con ayuda de un esquirol como lo fue Alejandro Muñoz, quien por cierto se reunió con César Nava (Presidente del PAN) y Javier Lozano (Secretario de Trabajo y Previsión Social), desprestigiaron ante la opinión pública el proceso electoral, y en complicidad con la Secretaría del Trabajo no tomaron nota al dirigente electo, Martín Esparza.

Ahora resulta que los que no quisieron contar los votos, los que hicieron el fraude electoral en contra de AMLO, los que dijeron “México ya votó” tras la carta que le escribió AMLO a Calderón, los que dijeron que eran respetuosos de las instituciones, esos bandidos azules, los panistas, ahora resulta que son defensores del voto y exigen transparencia en las elecciones.

Esto no fue sino una acción premeditada por parte del gobierno espurio, ayudados por Televisa y TV Azteca, quienes fueron allanando el camino en la semana previa al golpe contra Luz y Fuerza por medio de sus “analistas” y peudo-intelectuales, quienes vociferaron a gritos que ahora sí, Calderón tiene la oportunidad histórica de desmantelar Luz y Fuerza del Centro.

Ya con la mesa servida, y antes de publicar el decreto, el gobierno adoptó una medida anticonstitucional, que puede ser calificada como de fascista, que fue ocupar ilegalmente las instalaciones de Luz y Fuerza en los estados donde operaba la Compañía, para después dar a conocer el decreto por medio de Fernando Gómez-Mont y publicarlo en el Diario Oficial. Dicen que la forma es el fondo, y en éste entendido, la forma en la que extinguió Calderón a Luz y Fuerza lleva un trasfondo oscuro.

Esto era desmantelar el Sindicato, poder privatizar CFE sin resistencia, vender a Nextel, Televisa, Grupo Carso (consorcio de Carlos Slim) y una empresa española, la red de fibra óptica de LyF, con la que el Estado Mexicano hubiera podido proveer los servicios de telefonía, internet y televisión de paga a precios más bajos que los de las empresas privadas, y a su vez, acabar con el poco sindicalismo independiente que queda.

Fuera de la ilegalidad de lo que representa el decreto de extinción, así como de su aplicación, quiero hacer un análisis de lo que se ha hecho mención reiteradamente en los medios de comunicación en las últimas semanas:

En primer lugar, han mencionado los “privilegios” que tienen el sindicato y sus trabajadores, y los salarios de los que gozan. Creo que los obreros tienen exactamente el mismo derecho a gozar de una cancha de basquetbol con duela importada que los ricos que van a los mejores clubes de México, o de salarios con los cuales no se mueran de hambre, a diferencia de los obreros que trabajan en el sector privado, los cuales son explotados mucho más y ganan mucho menos. Pero incluso, han llegado al cinismo de indignarse porque un trabajador de LyF ganaba 8,000 pesos al mes. Si comparamos éste salario al mínimo de un trabajador en USA, resulta que los de LyF ganaban 1/3 parte de cualquier obrero estadounidense. Más aún, sería benéfico que los comunicadores, sobre todo los de estas empresas y sus filiales en radio, dijeran públicamente cuánto ganan, porque hay algunos que ganan más que los Ministros de la Suprema Corte, es decir, 600 mil pesos.

Así mismo, creo que el problema es mayor de lo que parece: el Gobierno Federal, en septiembre de éste año decretó la desaparición de la Secretaría de la Reforma Agraria. ¿Qué significa esto? No más reparto de tierras, no más reparto agrícola, el campo y el campesino pasan a segundo término: simplemente el campo y el campesino dejan de ser una prioridad para el Estado Mexicano, y se beneficia la importación de alimentos, el establecimiento de agroindustrias como Nestlé, y la importación de campesinos a los campos de California.

Ahora, el segundo golpe va contra el SME y Luz y Fuerza, los cuales habían sido una piedra en el zapato, no por lo económico, sino por lo político, pues desde su fundación el SME se ha caracterizado por apoyar grupos de Izquierda. Así mismo, cabe señalar lo siguiente: la liquidación, según la Secretaría del Trabajo del Gobierno Espurio, estaría (en promedio) cerca de los 460,000 pesos por trabajador. Tomando en cuenta que son 66,000 trabajadores, esto sería un total de 30,360’000,000 pesos, más o menos. Con éste dinero, hubiera sido suficiente para sanear la empresa e, incluso, comprar nueva tecnología para la generación de electricidad (lo cual, cabe señalar, ha sido marginada a propósito durante los últimos 30 años, para dar el golpe final que dio Calderón el 11 de octubre, lo cual se traducía en las pérdidas de energía hasta en un 30%).

Esto, dicho con otras palabras, podría haber sido la solución sin desaparecer la empresa y sin dejar sin sustento a 66,000 familias (es decir, aproximadamente 250,000 personas sin alimento, es decir, un cuarto de millón). En éste sentido, México se ha convertido en el único país que, en medio de una crisis económica, despide a tanta gente y desaparece una empresa. Eso representa lo irracional de la medida de Calderón.

A su vez, esto nos deja entrever que no será el último golpe del Gobierno Federal. Y deja indefensos a la UNAM, el IPN, el IMSS, el ISSSTE, el Metro de la Ciudad de México, PEMEX y otras empresas paraestatales y/o organismos descentralizados. El problema no son los sindicatos ni la propiedad del Estado sobre sectores estratégicos de la economía, sino la corrupción y la mala administración de ellas, que precisamente es gente del gobierno en turno, no los trabajadores.

Además, esto es sólo parte de las recetas y de lo firmado en las cartas de intención del Gobierno Mexicano con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que durante las últimas tres décadas han impuesto las políticas públicas y económicas en México, impulsando el neoliberalismo como eje rector de la política económica, y cuyo fin único es privatizar la propiedad de la Nación y desmantelar el Estado Mexicano, convirtiéndolo en un estado títere de los intereses económicos trasnacionales más poderosos.

Amigas y amigos:

El gobierno federal ha generado una medida antipopular y cargada de muchos cuestionamientos. Así mismo, ha violado la constitución y lo sigue haciendo, en los Artículos 27, 28 y 123 constitucionales al menos, y ha dejado sin alimento a cerca de medio millón de personas.

Así mismo, sigue violando la ley, puesto que ya existe una suspensión definitiva dictada por un juez, lo cual implica que las cosas se quedan como están. Dicho de otra forma, es como si jugáramos a los “encantados”: nadie se puede mover de donde está hasta que no se resuelva la controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia que, dicho sea de paso, actúan de forma parcial y mañosa.

El gobierno ya no puede liquidar, y lo siguen haciendo, y lo siguen anunciando en los medios. Si esto no fuera ilegal ¿porqué violar la ley, si finalmente tienen razón?

Es por eso que les invito a que se informen bien de lo que está pasando en torno al caso LyFC, y también que apoyen al SME en su lucha, puesto que defender LyFC es defender la soberanía popular.

Debemos generar conciencia en la población, debemos reproducir lo que aquí estamos escuchando, debemos también informar sobre las mentiras que están esgrimiendo en los medios, porque la gente no sabe qué pasa. De nosotros depende, en gran medida, el triunfo o fracaso que tenga ésta lucha que debemos dar, hombro con hombro, con los compañeros del SME.

En ése sentido, debemos recordarles algo a los compañeros del SME, la forma en la que Francisco González Bocanegra nombró al texto que entregó (y que además ganó) en el concurso para escoger el Himno Nacional Mexicano en 1854: Volemos al combate, a la venganza. Y el que niegue su pecho a la esperanza, hunda en el polvo la cobarde frente.

Mantengamos los pies calientes, y la cabeza fría.

Muchas gracias.

Fuentes de Información:

  • Comisión Federal de Electricidad. Historia. http://www.cfe.gob.mx/es/LaEmpresa/queescfe/CFEylaelectricidadenM%C3%A9xico/
  • La Energía Eléctrica: Historia y Radiografía del Patrimonio Soberano de la Nación. Gustavo Castro Soto. http://www.ciepac.org/boletines/chiapasaldia.php?id=279
  • La historia de Luz y Fuerza del Centro. El Universal. http://www.eluniversal.com.mx/notas/632514.html
  • La Industria Eléctrica en México. Alberto Soberanis y Anabel Velasco http://morgan.iia.unam.mx/usr/Industrial/BOL07/ARTICULOS/SOBERANIS.HTML
  • Luz y Fuerza del Centro. http://es.wikipedia.org/wiki/Luz_y_Fuerza_del_Centro
  • Sindicato Mexicano de Electricistas. http://es.wikipedia.org/wiki/Sindicato_Mexicano_de_Electricistas

Partido que queremos, Partido que necesitamos

Ponencia presentada durante el Foro para la Refundación del PRD en Hidalgo, el Sábado 17 de Octubre de 2009, en el Hotel La Joya, Pachuca de Soto, Hidalgo.

El PRD atraviesa hoy una de sus más profundas crisis. Eso no es ninguna sorpresa. La acumulación de sectarismos y actitudes excluyentes por parte de las tribus que lo conforman, ha ocasionado –entre tantas otras cosas- el resultado catastrófico del 12% en la pasada elección del 5 de julio.

Es menester señalar que haberle dado la espalda -como partido- al movimiento de AMLO (que hoy por hoy, es el movimiento social más grande en la historia contemporánea del país), así como a la sociedad en general, es lo que ha dado al traste a la posibilidad de mostrarnos hacia el exterior como una opción viable de gobierno.

No pretendemos hacer mesiánica una parte del partido, y satanizar otra. Todas han cometido errores, unos más graves que los otros. Y es precisamente en ese tenor, que debemos aprender de los errores e, incluso, no volver a repetirlos, siendo necesaria toda acción de nuestra parte para actuar con energía, con ahínco, apegados al juicio de la Historia, y eliminar toda situación nociva –sin prejuicio de nombres o membretes- que permita realizar una verdadera transformación del Partido.

Que no se nos olvide una cosa: nuestro ámbito es Hidalgo. En el Nacional tendrán que reflexionar sobre el propio ejercicio del partido en el país. A nosotros no nos corresponde discutir si López Obrador, si Chucho, si Encinas, si Marcelo, si Amalia. A nosotros nos debe preocupar nuestro estado, y en ésa medida, comenzar a realizar un auto diagnóstico sobre la situación estatal del partido con un análisis real y objetivo, para después tomar las medidas que sean conducentes, en aras de una verdadera refundación del Partido.

Por tal motivo expongo a ustedes –desde mi particular punto de vista- algunas de las situaciones que considero debemos reflexionar para construir el Partido que queremos, el Partido que necesitamos.

Para comenzar, debemos definir qué tipo de izquierda somos. Y en ese sentido, el nombre de la izquierda que adoptemos son los compromisos que asumiremos con la sociedad.

Se ha hablado mucho que nosotros retomamos el Nacionalismo Revolucionario que abandonó el PRI tras la llegada de los tecnócratas neoliberales a la dirección del Partido. Se habla también que actualmente somos una Izquierda Socialdemócrata. En ése sentido, cabe señalar que ser socialdemócrata es jugar a fingir que somos Izquierda, pero no lo somos. Es asumir que hay que modificar ciertas cosas, matices, del Capitalismo salvaje –que Lenin definió como Imperialismo-, pero hay que mantener otras “que no suenan tan mal”, o que “nos convienen”. En pocas palabras, se propone en el discurso y en los hechos un “Capitalismo Light”. Un partido así únicamente puede ser definido como una Izquierda simuladora, al servicio del poder y de los grandes capitales fingiendo estar comprometida con ciertas causas sociales, aunque en el fondo se haga lo posible para no realizar las transformaciones necesarias. En pocas palabras, un partido socialdemócrata no puede decirse “de Izquierda”. Es simplemente un títere del poder, y eso no puede ni debe ser el PRD.

Por otra parte, también se ha hablado que si somos Socialistas o no. Un grave error que se cometió en 1989, durante la conformación del PRD, fue haber renunciado al programa Socialista que traía consigo el PMS, aceptando y adoptando los principios pragmáticos del Frente Democrático Nacional y olvidando la esencia de lo que fue la Izquierda Mexicana durante muchas décadas. La experiencia reciente con el Crack Financiero de 2008 nos demuestra que no es descabellado voltear a ver nuevamente el Socialismo como opción de sistema político, económico, social y cultural para México, puesto que ya está más que demostrado que la Ley de la Oferta y la Demanda no es Universal, que la mano invisible no sirve, que el capital privado adolece de lo mismo que el público, y que no podemos prescindir del Estado como regulador natural de la economía. Incluso, las medidas adoptadas actualmente por muchos países en América Latina y Europa (inclusive en USA) pueden ser catalogadas como Socialistas, y en ése sentido no podemos renunciar y negar nuestro origen: el PRD, sustancialmente, fue y debe ser un Partido Socialista, que busque realizar las grandes transformaciones que necesita el país implantando ésta forma de gobierno, lo cual es posible gracias a la infraestructura existente en el país.

Mucho se ha discutido sobre si el PRD en Hidalgo es o no un Partido de Izquierda. La respuesta es simple: no lo es. Gente que se asumen como dueñas del partido, que cuando tuvieron la oportunidad de responder su informe al Gobernador, lo único que hicieron fue alabarlo, e incluso aprobarle la cuenta pública, demuestra que sólo somos un títere del gobierno, nutrido por un puñado de esquiroles que sirven para simular –hacia afuera- una democracia en el Estado que es falsa en esencia, en forma y en contenido.

Existen peores: aquellos que han sido candidatos por otros partidos, o que han apoyado a otros partidos abiertamente, y que regresan con la mano en la cintura después de la elección, debido a que es muy amigo de su jefe de corriente, o trae ciertos acuerdos, o bien conoce ciertas cuestiones que podrían repercutir en represalias a algún dirigente del Partido, y por eso es intocable.

Así mismo, las imposiciones que realizan los grupos en la cúpula del poder, tanto en la vida interna como en candidaturas, demuestran que sólo somos una marioneta que el gobernador mueve a su voluntad. Candidaturas a modo en diversos municipios, así como contracampañas realizadas por las bien llamadas corrientes –porque son precisamente eso, corrientes- en contra de compañeros que han demostrado tener un compromiso diferente con el Partido y la sociedad, lo demuestran.

No es posible tener siempre los mismos dirigentes o candidatos en el Partido. Y además de todo, siempre terminan negociando con el mejor postor.

Por ningún motivo permiten que haya gente nueva, dispuesta a participar con una dinámica diferente a la que traen. Siempre, o la pervierten, o la obstruyen. Pero nunca puede existir un proyecto diferente fuera de ellos, porque entonces se sienten amenazados y buscan acabarlos a como dé lugar, ya sea por prebendas, chantajes, contracampañas, difamaciones, calumnias, amenazas o cualquier clase de artimañas con tal de evitar que surja algo nuevo en el Partido.

Compañeros: eso no es Izquierda. Eso es la pelea por las migajas. Es lo más ruin que existe en el país. Y eso, ante la sociedad, es el PRD. Por tal motivo, la propuesta es incorporar a nuestro Estatuto la figura de revocación del mandato, del plebiscito interno y del referéndum interno, con carácter de definitorio. Así mismo, se plantea la inclusión en el Estatuto de un asueto político. Es decir, si ya se fue integrante de algún órgano de dirección, se descanse un periodo y, además, no se permita la inscripción a un cargo de elección popular en la siguiente elección inmediata y viceversa, a fin de rotar los cuadros y generar una pluralidad al interior.

Además, se propone que cualquier persona que llegue a ejercer un cargo de elección popular acabe su periodo, puesto que se dan casos que están en un cargo y “saltan” al otro sin concluir el primero. Entonces, el Partido podría negarle el registro a un segundo cargo sin haber terminado el primero, e incluso podría “vetarlo” durante dos periodos más para poder ejercer algún cargo de elección popular nuevamente.

Por otra parte, siempre se nos ha vendido la idea que las “gloriosas adquisiciones” que tenemos de otros partidos nos van a ayudar a levantar la votación. No existe mentira más grande que ésa. Lo peor no es eso, sino que hemos sacrificado (muchas veces) excelentes cuadros o compañeros con una amplia trayectoria –ya sea en el Partido o en la Izquierda, en general- por esa gente que han desechado otros partidos, para obtener un resultado mediocre en las urnas y, encima, dejarles el control del partido, generando un cacicazgo que es muy difícil de romper, y que cuesta mucho tiempo hacerlo.

Los resultados electorales hablan por sí mismos. De hecho, podemos hablar de tres etapas, a lo largo de la historia de la Izquierda partidista en Hidalgo. La primera abarca de la elección a gobernador de 1981, con el PSUM, a la elección a gobernador de 1993, ya con el PRD. En ésta etapa, el Partido obtiene resultados desde el 0.3% en 1984, al 6.04% en 1993, siendo en 1991 la votación máxima del PRD durante éste periodo, con el 8.21% de la votación en la elección a Senador. En ésta etapa, el partido obtiene en promedio 3.63%, con una tendencia de votación a la alza.

Posteriormente, tenemos una segunda etapa del PRD, que abarca de 1994 a 2000, periodo donde el Partido obtiene triunfos electorales importantes en el Estado. Aquí, el Partido obtiene resultados variados, siendo el más bajo de 13.82% en la elección de gobernador en 1999 y el más alto en 1997, con el 26.12% (una elección atípica, puesto que la votación se obtiene por el “efecto Cárdenas”). La votación promedio en éste periodo es de 17.57%, con una tendencia estable.

Una tercera etapa se da con la incorporación de FDH a las filas del PRD, que es de 2002 a la fecha. En éste periodo, la votación más baja obtenida es la de 2009 (la última elección), donde el PRD obtiene el 13.6% de la votación total emitida en el Estado, mientras que el 2006 es la elección donde se obtiene la mayor votación, con el 32.9% (307,405 votos). Sin embargo, cabe señalar que pese al efecto AMLO (lo que le da en el 2006 una votación atípica al PRD), la votación a Senador fue inferior a la de Presidente en 7.9 puntos porcentuales, o 78,345 votos (López Obrador obtuvo 385,750 votos, o el 40.8% de la votación), lo cual quiere decir que en Hidalgo se presentó un voto diferenciado, y que el candidato a Senador no era lo suficientemente atractivo para captar la misma votación que el candidato a Presidente de la República. En éste periodo, tenemos una votación promedio de 22.33% (es decir, poco menos de 5 puntos porcentuales más en promedio que sin Guadarrama en el Partido), con una tendencia a la baja.

Esto es lo que tenemos que analizar, puesto que de seguir con la tendencia actual el partido sucumbirá ante los partidos de la Derecha. Así mismo, la reforma electoral nos pone en Hidalgo ante la coyuntura en la elección a Gobernador y debemos pensar, concienzudamente, si nuestro candidato deberá ser una figura ya desgastada con anterioridad y con muchos procesos electorales encima, o una figura nueva, que muestre una nueva cara del PRD, con nuevas propuestas, nuevas figuras, y con una imagen renovada ante la sociedad. No olvidemos, además, que el PRI seguirá con las prácticas que lo han caracterizado durante años, y el PAN tendrá una candidata que puede desplazar al PRD a una tercera fuerza.

Compañeras y Compañeros:

Amigas y amigos:

Tenemos que retomar el camino perdido. Necesitamos definir qué queremos ser ante la sociedad, para asumir los compromisos que tendremos con ella. De otro modo, la refundación y el Congreso solamente será una simulación.

Tenemos, además, que fincar las reglas para evitar (en la medida de lo posible) las componendas al interior, puesto que la sociedad exige un partido transparente, eficaz, abierto, ciudadanizado.

Finalmente, tenemos también que asumir que no somos la única Izquierda en México. Debemos construir un Partido que genere un gran pacto político, que aglutine a todas las fuerzas de Izquierda en todos los sectores: político, económico, social, cultural e histórico. Para esto, tendremos que convencer generando una propuesta atractiva para los diferentes sectores de la sociedad: mujeres, jóvenes, homosexuales, lesbianas, bisexuales, indígenas, migrantes, personas de la tercera edad, personas con capacidades diferentes, ambientalistas, altermundistas, socialdemócratas, socialistas, comunistas, anarquistas y demás vertientes y matices que existen en ella.

Debemos tener en cuenta una premisa fundamental: no se puede entender hoy día la Izquierda sin lucha social. Para esto es preciso recuperar el cauce perdido debido a la burocratización del Partido, involucrándonos nuevamente con aquellos movimientos sociales a los que se ha abandonado, olvidado e, incluso, traicionado.

Abordemos esto como tarea fundamental del Congreso, y refundemos el Partido, pues, en éste sentido.

Muchas gracias.