El comienzo de la gran contradicción dialéctica

Hola.

Karl Marx describió perfectamente en lo que se ha denominado el materialismo dialéctico, a que toda cosa tiene su contrario. Así, podemos encontrar relaciones dialécticas directas. Podríamos también describirlo como lo hace la matemática, con la denominada Ley de los contrarios.

Así pues, ésta gran teoría marxista dio como resultado, por ende, el llamado materialismo histórico, que aplica la dialéctica en las relaciones sociales a lo largo de la historia: esclavo-amo, siervo-señor feudal, proletariado-burguesía -aplicándolo al modelo actual mexicano, podría ser trabajadores-empresarios-.

Ésta gran relación dialéctica, en sí, describe cómo han existido a lo largo de la Historia una serie de opresores (que en general, y de acuerdo al esquema económico-social actual, son los capitalistas, la burguesía) que se enriquecen a costa de los oprimidos (los obreros, el proletariado). Ésta relación existirá y -además- ha existido siempre (como ya lo describí antes).

Sin embargo, hoy en Hidalgo tenemos una gran contradicción dialéctica. El sector progresista del PRD (y que simpatiza con el movimiento de López Obrador) se ha unido con los conservadores (el PAN) en torno a una precandidatura que es la única que promete realizar un cambio real en Hidalgo, contra la encabezada por José Guadarrama, que es la reproducción del sistema mismo, del PRI.

Ésto lo pudimos apreciar ayer en el acto de arranque de campaña de Xóchitl Gálvez. La aldea de los pitufos, de los azules, conviviendo con compañeros que nunca imaginamos que estaríamos en un acto así, y sobre todo después del fraude. Compañeros de la estatura moral de Miguel Ángel Granados Chapa (gran escritor y periodista, y de los más críticos del gobierno espurio de Calderón), conviviendo con los inimaginables, con la sola idea de acabar con el régimen de cacicazgos en Hidalgo.

Tal vez ésto solamente corresponda a circunstancias atípicas, pero ésta lo es. Los perredistas y obradoristas nos sentíamos completamente incómofos en un acto con ésas características. No se diga ellos, cuando llegamos con nuestra gran bandera del PRD. Sin embargo, parecía que sólo había un sólo factor que nos unía, y que se llama Xóchitl Gálvez. Ella misma lo dijo: no estoy afiliada ni milito en ninguno de los partidos que conforman la Coalición “Hidalgo Nos Une”. Tal vez éste sea el factor de cohesión.

Yo se lo dije, al terminar el acto, a alguien sumamente cercano a Xóchitl, y a quien le tengo una gran estima pese a haber convivido poco, porque la conozco desde antes (mucho antes) de toda ésta locura: el asunto es con Xóchitl, únicamente. Nada con Calderón, ni con el PAN.

Y si. Ésto es una gran contradicción dialéctica. Y también una locura. Podría decir, incluso, que es una gran pendejada. Somos dos mundos diferentes, con dos pensamientos diferentes, y dos concepciones de mundo completamente diferentes, unidos para vencer el cacicazgo histórico del PRI. Sin embargo, por encima de las ideologías, considero que hay algo que es supremo a todo, y es el bienestar de la gente, la justicia social, y la libertad a la que aspiramos como sociedad. Ésa también es la otra cosa que nos cohesiona: la gente. No podemos ser tan irresponsables con la gente, como para condenarlas a no cambiar su destino y seguir sometidos al mal gobierno, a la corrupción, al cacicazgo, a la pobreza, a la miseria, y al destierro.

Saludos. Dejen comentarios.

Comments

comments

One thought on “El comienzo de la gran contradicción dialéctica

  1. Primero, me parece que los lopezobradoristas y los calderonistas, en su pleito “entre ellos” a muerte, olvidaron que la Politica se hace con Acuerdos, con Alianzas, al final ambas partes razonaron, porque se golpearon tanto entre sí y se debilitaron tanto, que desmarcaron tres años al dino PRI y este se les subió a la cabeza. El desconocimiento del lopezobradorismo al Presidente Calderón, es un insulto a toda nuestra Nación, así también los ataque mortales del Calderonismo hacia la Oposición Política de Izquierda, son una vergúenza para nuestra Nación. Un defecto que tienen los Lopezbradoristas, es que se creen Héroes Nacionales y Salvadores de la Patria sin serlo. Otro rasgo característico del lopezobradorismo es su semejanza con la vergonzosa Revolución Cultura China del Dictador Mao Tse Tung, a Líderes Históricos de la Oposición como el Ingeniero Cárdenas, el lopezobradorismo pretende borrarlo, al parecer los lopezobradoristas pretenden afirmar que la verdadera Oposición Política y el Cambio, se inicia con ello, los anteriores a ellos y quien no les simpatiza, aunque hayan dado la Lucha, ¡no existen! Por favor, dejen de darse baños de pureza que no les quedan. Estoy contento con la candidatura de la Ingeniera Xochitl Gálvez, una mújer con mucho carisma, con mucha simpatía, quien al igual que López Obrador, ha trabajado a brazo partido con nuestros hermanos indígenas. ¿o eso no lo reconocerá el lopezobradorismo? Mirando el Popocatépetl.

Comments are closed.

Apuntes similares

La Hora de la Verdad

Hoy se presenta uno de los retos más importantes que ha tenido nuestro movimiento: la renovación de la estructura interna…

El cáncer del golpismo

La reacción, cabe señalar, es más que lógica, sobre todo si consideramos que parte de sus planes han sido evidenciados…

El papel del pasquín propagandístico imperialista contrarrevolucionario de la prensa burguesa, o @TheEconomist vs @LopezObrador_

A mediados de la semana, The Economist, revista británica alineada por excelencia a los intereses oligárquicos, oligopólicos, corporativos, bancarios, financieros,…

Mexicanos golpistas contra la Transformación

El financiamiento que recibe Mexicanos contra la Corrupción por parte de la Embajada de USA en México no es cualquier…